<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=900067807144166&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Tu tienda online es como una mansión en Beverly Hills: nunca jamás debes dejar ni una pequeña ventana abierta. Su atractivo para ladrones es altísimo, pero en el mundo ecommerce se conocen con otro nombre: los estafadores digitales.

Este crimen no es una alarma aislada, sino que afecta hasta el 50% de los negocios en algún momento de su vida. La probabilidad es demasiado alta como para no prevenirse. En los próximos grandes eventos para tu tienda online, entre el Black Friday, el Cyber Monday y las Navidades, este riesgo crecerá más que nunca.

Si aún no has tomado medidas de seguridad antifraude en tu tienda online o crees que las que has implementado hasta ahora bastan, déjanos robarte un poco de tu tiempo… antes de que alguien te time con algo más grave.

¿Cómo son los fraudes en ecommerce?

El fraude en ecommerce afecta a pagos fraudulentos, de los que la tienda tiene que hacerse responsable, con las pérdidas económicas y el daño de imagen que esto conlleva. Puede que un estafador robe datos de tu base de usuarios, que usarían en tu tienda o en otras, o pueden obtener las contraseñas de tus clientes, cambiarlas, y realizar las compras en su nombre.

Esto es un terrible golpe a tu reputación, y hay que prepararse para las próximas fechas de Black Friday y Cyber Monday, pues uno de los principales objetivos del fraude en compras online son los productos digitales y de lujo.

Escuchemos a los máximos profesionales en este terreno. ¿Cuáles son los casos típicos de fraude online según el FBI?

  • Business E-Mail Compromise (BEC): Se atacan cuentas de correo de negocios legítimos para efectuar transacciones no autorizadas.
  • E-Mail Account Compromise (EAC): Igual al anterior, pero atacando cuentas de clientes.
  • Data Breach: Un ataque revela datos de un servidor seguro, ya sea sobre tu empresa o tus clientes.
  • Denial of Service: Se interrumpe el acceso a una red o servicio para obtener de forma malintencionada tus datos.
  • Malware/Scareware: Software malicioso que ataca a unidades, equipos o redes.
  • Phishing/Spoofing: Emails que contienen documentos falsos que se envían en nombre de supuestos negocios legítimos, para obtener información personal del usuario.
  • Ransomware: Otro tipo de malware que aprovecha las brechas de seguridad de organizaciones o redes individuales para sustraer datos personales y exigir rescates monetarios a cambio.

Según si tu ecommerce es más grande o más modesto, el tipo de fraude online que es más probable que sufras puede ser distinto, pero las probabilidades de que te ocurran son las mismas. A menos que tomes las precauciones necesarias para que tu tienda online sea un fortín impenetrable.

Las medidas antifraude en ecommerce

Actualizaciones

Lo primero de todo, mantén tu software de empresa actualizado, instalando siempre las últimas versiones de todos los programas de gestión y de todos los equipos que utilices en tu empresa, tanto entre empleados como en administración.

Por ejemplo, mantener tu catálogo organizado con un PIM siempre en su más reciente actualización te otorga mayor control.

El complemento ideal es un anti-spyware y un anti-malware de pago y potente, y déjate de versiones gratuitas. Algunas compañías de tarjetas de crédito como Visa o MasterCard tienen su propias herramientas antifraude, que puedes aplicar si permites estos medios de pago en tu tienda online.

Rastreo de IP

Incluye herramientas para rastrear las direcciones IP desde las que se realizan todas las compras en tu tienda online, para contrastarlas con listas negras de conocidos estafadores. Haz siempre una comparación entre la dirección IP y el email desde el que se ha realizado la compra, para encontrar incongruencias entre el país de cliente y el de la compra. Durante fechas de enormes ventas como Black Friday y Cyber Monday se aprovecha la confusión general para que estos comportamientos pasen desapercibidos.

Pago seguro

En el proceso de pago de tu tienda online, aplica siempre Address Verification Systems.

Solicita al cliente siempre el código de seguridad CVV, el número de tres dígitos que aparece impreso en la cara trasera de las tarjetas bancarias. Es prácticamente imposible conseguir este código si no se tiene a mano la tarjeta física.

Contraseñas fuertes

Aunque está en juego tu tienda, el mayor peligro afecta al cliente. Sin embargo, es sorprendente cómo la mayor parte de los usuarios no piensan en su seguridad online y escogen contraseñas débiles. Exige el registro de clientes y oblígales a que introduzcan mejores contraseñas, largas y caracteres especiales. Muchos estafadores digitales aprovechan la opción de crear cuentas de invitado durante los eventos de Black Friday y Cyber Monday para evitar el rastreo.

Seguimiento de envíos

Puedes emplear el número de seguimiento en todos los pedidos y exigir la firma en la recepción del paquete, para verificar adónde llegan y cuáles son las posibles direcciones de envío fraudulentas. Esto implica para ti pagar más por el servicio de envío; revísalo con tu empresa de mensajería habitual o actívalo en todos los pedidos durante periodos de mayor riesgo, como el fin de semana de Black Friday y Cyber Monday.

Control de comportamiento de cliente

Como medida extra, puedes establecer límites máximos de gasto diario por cliente, al igual que en un cajero de banco. Si crees que esto podría perjudicarte o si tu tienda online se basa en productos costosos o compras grandes, revisa si hay correlación entre el nivel de gasto habitual de un cliente y la cantidad de una nueva compra.

Mantén un registro de todas las transacciones y comunicaciones por email con los clientes, y revisa todo lo que pueda parecer sospechoso, sobre todo si procede de un país inusual. Educa a tus empleados y responsables sobre las medidas antifraude. No temas contactar directamente con el cliente para despejar dudas: puedes evitar un fraude y, si no es el caso, estarás transmitiendo una imagen profesional, precavida y de confianza.

Honestidad y transparencia

Avisa siempre a tus usuarios si se ha producido alguna filtración o caso de fraude en tu tienda online. Es mejor ser honesto que ocultar información que acabará sabiéndose tarde o temprano, sobre todo en redes sociales, perjudicándote aún más.

¿No sabes por dónde empezar? El primer paso es tener la casa organizada, y con un PIM puedes automatizar tu catálogo y organizar tu estructura de ventas online, quitándote tareas repetitivas de encima y reforzando tu sistema de seguridad.

Prueba nuestra demo gratuita en Sales Layer sin compromiso, para comprobar los beneficios y qué plan se ajusta mejor a tu volumen de empresa.

 

Cómo evitar abandonos de carrito online

Artículos relacionados

Persona mirando a través de un monóculo
Ecommerce marketing

Guía para hacer una auditoría SEO de mi ecommerce

Descubre cómo analizar el SEO de tu ecommerce, mejorar el posicionamiento en buscadores y enriquecer el contenido de...

Ilustración de una bombilla pensativa con brazos y piernas
Ecommerce marketing

Design Thinking: Qué es y cómo puede ayudarte a aumentar tus ventas

Te mostramos las 5 fases que debe incluir un proceso de análisis mediante design thinking y cómo sirve para mejorar tus...

Ilustración de hámster corriendo en una rueda en una ventana de navegador online
Ecommerce marketing

La importancia de optimizar el WPO en tu comercio electrónico

Te guiamos acerca de qué es el Web Performance Optimization, cómo afecta a tu web de ecommerce y los 3 pasos que debes...