<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=900067807144166&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

¿Por qué es importante la sostenibilidad en ecommerce?

Se ha convertido en la palabra más repetida de titulares, guías y expertos. Ser sostenible es una tarea tan de moda que parece olvidarse que, en el fondo, es un objetivo imprescindible para cualquier empresa.

Tanto los pronósticos científicos como los consumidores de todo el mundo están mostrando más y más preocupación por el futuro del planeta y el impacto que tienen en él los métodos de producción y los hábitos de consumo. Las empresas son en gran medida responsables de la dirección que tomará el cambio climático a corto plazo, de modo que el trabajo es tanto ético como práctico.

 

Nueva llamada a la acción

 

Cambiar el enfoque de una empresa fabricante o vendedora de productos hacia la sostenibilidad es un propósito cada vez más común en 2022. Las marcas y retailers están dándose cuenta del impacto que tiene la cadena de suministro y el ecommerce en el medio ambiente, y cómo adquirir prácticas nuevas puede empezar a cambiar la situación y mejorar la imagen de marca frente a los consumidores con cada vez más conciencia medioambiental.

A fin de cuentas, según Nielsen el 73% de los compradores han reajustado sus hábitos para reducir el impacto mediambiental, y el 72% está comprando más productos sostenibles. Esto significa que si tu marca o tienda no está adaptada a esas nuevas demandas, no sólo venderá cada vez menos, sino que empeorará su reputación con el tiempo y le será más difícil incorporar procesos sostenibles ajustados a los nuevos tiempos.

Por tanto, ser sostenible como fabricante o vendedor significa apostar por procedimientos de producción, gestión, venta y distribución más conscientes en el uso de recursos y en la búsqueda de un balance adecuado entre los objetivos comerciales y las necesidades urgentes de un mundo menos frenético en el consumo, y el desperdicio de recursos.

 

Cadena de suministro automatizada

 

Los tres pilares de la sostenibilidad en marcas y retail

Las prácticas sostenibles que puede poner en marcha cualquier empresa afectan a tres bloques, tanto de la propia compañía como del sistema:

  • Medio ambiente: Es el principal objetivo de estas preocupaciones y estrategias, apostar por negocios con menor impacto medioambiental.
  • Economía: Es el balance entre los beneficios que busca una empresa y la necesidad de que la sociedad de consumo no se base en un ritmo demasiado acelerado tanto para el planeta como para los individuos.
  • Social: Es el compromiso donde se unen los dos pilares anteriores, conseguir que las empresas implementen prácticas respetuosas con el medio y las personas que participan en la cadena de suministro. 

5 prácticas para un ecommerce más sostenible que puede aplicar cualquier empresa

Métodos de producción y envíos más sostenibles

Como apuntaba Nielsen, el primer indicador en el que se fijan los consumidores es si los productos que compran son sostenibles o no.

Esto depende de los materiales y métodos de producción empleados por la empresa (si provienen de fuentes sostenibles, si son de origen orgánico, si se ha recurrido a plantillas de trabajadores en condiciones laborales justas…). También de si el negocio se basa en productos de alta rotación y consumo rápido, que generan muchos más desperdicios, o productos con el objetivo de ser usados durante largo tiempo y evitar el malgasto de un solo uso.

Por ejemplo, Zara prometió para 2025 emplear sólo materiales orgánicos y reciclados. Cualquier medida que tome una empresa en este sentido es un gran paso, pero debe complementarse con el mismo nivel de preocupación en otras fases de la cadena de suministro.

Los envíos de pedidos online (y el transporte de mercancías entre almacenes y puntos de venta) son la fase con mayor impacto medioambiental en el proceso de compra. La decisión más sostenible para cualquier marca o vendedor es apostar por empaquetados o packaging de los envíos más sostenibles, evitando el plástico, los envases con muchos materiales distintos difíciles de separar y reciclar, y sobre todo el volumen de rellenos y el tamaño excesivo de los envoltorios.

El transporte es otro punto clave en este proceso, para lo que conviene juntar todos los envíos a un mismo cliente, en lugar de dividir su compra en varios envíos si algún producto no está disponible a la vez que los demás. Muchas empresas de mensajería, como UPS y FedEx, ya ofrecen programas de envíos sostenibles para evitar la contaminación del transporte por carretera, o compensar la huella de carbono causada por estos desplazamientos.

 

Frans Bonhomme caso de éxito

 

Menos tasa de devoluciones

Si enviar un producto del almacén al cliente ya supone un impacto medioambiental negativo, imagina si se suma otro en el sentido contrario.

Intentar reducir al mínimo las devoluciones de producto es un objetivo tan atractivo para tu equipo de Ventas (ya que los beneficios para la empresa serán mayores) como para el planeta. Menos devoluciones significa menos transporte de ida y vuelta entre productos erróneos o insatisfactorios.

La forma más eficaz de empezar a reducir tu tasa de devoluciones es asegurando que muestras la información de producto siempre correcta, completa y actualizada, allá donde vendas tu catálogo. Este contenido preciso es más atractivo para los clientes, ya que resuelve todas sus dudas y les permite hacerse una idea más real del producto, y genera menos insatisfacción y malentendidos entre el pedido realizado y el que llega a su casa.

Una plataforma PIM (Product Information Management) facilita revisar que todos los datos de producto estén completos, enriquecerlos y enviarlos a tu página web, app, marketplaces, retailers…

Software que fomenta la eficacia de tus recursos y equipo

Como acabamos de mencionar, un software PIM es una de las mayores apuestas de las empresas por la sostenibilidad ante sus clientes, y también dentro de su equipo. Al permitir flujos de trabajo sobre el catálogo más ordenados y automatizar los procesos de revisión y conexión de datos de producto, aumenta la eficacia y se reduce el malgasto de tiempo y recursos de la empresa.

Además, en muchas plataformas de ecommerce como Shopify o WordPress se ofrecen plugins orientados a prácticas sostenibles, que mejoran esta faceta de los negocios y además inspiran confianza en clientes preocupados por este aspecto. Por ejemplo, un plugin puede incentivar a contribuir a reducir la huella de carbono causada por cada compra en una tienda online.

 

Caso de éxito Bellota

 

Iniciativas de reciclaje y reuso

Los negocios necesitan comprometerse más allá del momento de la venta final y la recepción del paquete. Para mantener su compromiso con la sostenibilidad en ecommerce, pueden adoptarse prácticas que fomenten la economía circular, en lugar del consumo masivo y destructivo.

Algunas marcas y retailers incentivan a los clientes a reusar los paquetes de los envíos, no sólo en las devoluciones y cambios, sino como retorno con algún incentivo para evitar el malgasto de materiales o el exceso de reciclaje, que también conlleva inversión de recursos.

Otro enfoque es la reventa de productos de una marca ya usados por sus clientes, y que ya no los quieren. Un marketplace de reventa a precios más bajos fomenta el reuso antes que el reciclaje, y genera una comunidad en torno a los productos.

Ética de empresa transparente y comprometida

Por supuesto, todas estas prácticas deben ser visibles para los clientes, ya que así están informados de los valores y medidas de la empresa y pueden elegir comprar sus productos al ver que se alinean con sus deseos.

Un fabricante o vendedor realmente comprometido con la sostenibilidad de su negocio hará todo lo posible por detallar sus procesos, iniciativas y proyectos en marcha. Esto mejora la imagen de marca no sólo por la moda de la sostenibilidad, sino por mostrar con transparencia los fundamentos de producción y venta de la empresa.

Estos valores deben reflejarse en todas las acciones y canales de comunicación y venta, más allá de una sección específica sobre prácticas medioambientales en la página web.

Invirtiendo tiempo y recursos en crear un negocio más sostenible estarás ahorrando en esas dos cosas y generando un impacto positivo en tu audiencia, la sociedad y el medio ambiente.

Para que tu primer paso sea fácil y cómodo, prueba el PIM de Sales Layer gratis durante 30 días y comprueba cómo la eficiencia de una plataforma para todos tus datos de producto mejora la eficacia de tus equipos, la comunicación en tu cadena de suministro y la satisfacción de tus clientes.

 

Titanlux case study

Artículos relacionados

Ilustración de varias pilas de monedas
Ecommerce marketing

Guía para optimizar tu conversión de ventas (CRO)

Descubre qué es el CRO (Conversion Rate Optimization), cómo medirlo y qué estrategias usar para aumentar ventas y...

Persona mirando a través de un monóculo
Ecommerce marketing

Guía para hacer una auditoría SEO de mi ecommerce

Descubre cómo analizar el SEO de tu ecommerce, mejorar el posicionamiento en buscadores y enriquecer el contenido de...

Ilustración de una bombilla pensativa con brazos y piernas
Ecommerce marketing

Design Thinking: Qué es y cómo puede ayudarte a aumentar tus ventas

Te mostramos las 5 fases que debe incluir un proceso de análisis mediante design thinking y cómo sirve para mejorar tus...