<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=291101398075662&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Manuel_Climent_como_gestionar_camapaña_AdWords_Clever_ecommerceManuel Climent, emprendedor y socio fundador y director de CleverPPC desde 2012, matriz de Clever ecommerce, la herramienta para tiendas online con más de 5.000 clientes en más de 87 países.

¿Recuerdas esos regalos que siempre aparecen en Navidad: el perfume que nunca destaponas o la corbata que nunca usas? Las campañas de Google AdWords despiertan una impresión parecida en cualquier negocio: son ese paso inevitable para el que casi nadie tiene tiempo de ser creativo. Pero tú quieres que tus clientes se sientan ante tus productos o servicios como niños en la mañana de Navidad, y, para eso, tu negocio debe ser el primero en transmitir ilusión y viajar más allá de las ideas típicas de última hora. 

La clave central de una herramienta publicitaria online consiste en cómo personalizar tu contenido para que alcance a su audiencia adecuada. Google AdWords puede parecer la respuesta obvia, rápida y sencilla para responder a esta necesidad; pero, desgraciadamente, requiere bastante más técnica que esos tres adjetivos.

Problemas habituales en Google AdWords para comercios pequeños y medianos

  • Palabras clave: Existen incontables combinaciones de palabras clave para que un comercio sea encontrado en Google. No conviene escoger estas palabras o keywords a la ligera y dando prioridad a la cantidad sobre la calidad. Además, será enriquecedor partir de un estudio previo que analice tanto las palabras más adecuadas para ti como aquellas keywords negativas con las que no quieres que tu comercio sea vinculado jamás.
  • Pujas: La complejidad de las pujas relacionadas con palabras clave es un asunto delicado, pues tu comercio se verá afectado negativamente si no se ajustan bien las cantidades a las pujas.
  • Campañas y anuncios: Crear banners y anuncios es la tentación más vistosa para cualquier comercio que desea atraer clientes a su tienda online. Como toda estrategia popular, su uso puede ser tan efectivo como empobrecedor: necesitarás personalizar todo lo posible tus materiales para hacerlos interactivos y virales.

 Sin embargo, resolver problemas conlleva una buena dosis de ingenio y... cierto desembolso, en especial en dos ámbitos:

  • Tiempo: Un recurso que agotarás si necesitas aprender a conciencia el uso de Google AdWords para conseguir adecuadamente tus objetivos y evitar que la herramienta sea un punto en tu lista de tareas que tachas sin haber conseguido ningún resultado visible. A las horas de autoaprendizaje hay que sumar los largos tiempos dedicados a organizar las palabras clave, realizar las pujas, preparar y contratar las campañas...
  • Experiencia: Incluso aunque aprendieras en más o menos tiempo cómo utilizar Google AdWords, la optimización y empleo más correcto de la herramienta continuará siendo un terreno movedizo. Y cada paso en falso acarreará sus consecuencias: una puja demasiado alta te hará perder dinero. Para alcanzar un nivel de experto deberías obtener el certificado avanzado de Google AdWords, dedicándole al estudio todo el tiempo que deberías estar invirtiendo en hacer crecer tu e-commerce.

Entonces, si Google AdWords plantea un escenario tan terrible y costoso, ¿deberías evitarlo y buscar otras vías de promoción? Algunas voces supuestamente amigas enseguida te susurrarán al oído nombres como Facebook, Bing, Twitter o Instagram, pero no los recomendamos en absoluto como sustitutos de Google AdWords. El trabajo duro, simplemente, no puede ser sorteado, y mucho menos por el fantasioso camino corto a un éxito sin esfuerzo.

Estamos en el mundo del e-commerce, no en el País de Oz.

Los imprescindibles para una campaña eficaz en Google AdWords

Esta será tu impedimenta, es decir, la mochila con todos los instrumentos que no deben faltar para una estrategia militar. Y aunque ningún e-commerce va a la guerra (al menos literalmente), para encontrar tu hueco en Google debes pensar como un auténtico general y mantenerte ojo avizor sobre tres zonas pantanosas

Audiencia

Es obvio que no lanzas una campaña publicitaria sólo por estar presente entre el ruido, sino para que alcance a los clientes adecuados. Pero ser uno más no significa ser encontrado fácilmente. Es aquí donde tu estrategia debe convertirse en el objetivo prioritario.

Encontrar las palabras que tus clientes emplearán con mayor seguridad en sus búsquedas es el paso fácil. No basta con rellenar ese campo que cualquier empresa conoce, hay más capas cruciales para conseguir un posicionamiento exitoso. Optimiza tus palabras clave a menudo, realizando pruebas y eliminando aquellos términos que no conducen a ninguna venta ni conversión real. Para esto resulta muy útil Quality Score, donde Google asocia una puntuación de 1 a 10 a tus palabras clave, según el comportamiento de tus visitantes. Tu ideal será mantener todas aquellas palabras clave con una puntuación superior a 6, y eliminar por completo las que reciban menos de un 4.

Ten en cuenta también que ciertas palabras clave funcionarán mejor en fin de semana que en días laborables, y que quizá tengas que adoptar al mismo tiempo distintas estrategias. Otros factores influyentes en tu campaña y que deberás estudiar serán el dispositivo desde que el se realicen las búsquedas (ciertas campañas funcionan mejor en móvil o en ordenador), la hora del día, el día de la semana y la localización geográfica de los visitantes.

Contenido

Una vez que has alcanzado a tu audiencia ideal, el riesgo no desaparece. Si el contenido de tus campañas no resulta adecuado ni atractivo, esos clientes que tanto ha costado encontrar pueden abandonarte al instante, sin completar ninguna compra.

En esta fase de tu trabajo de AdWords, será vital que consideres varios detalles que captan y convencen clientes. Un cebo u oferta inicial puede convencer a nuevos clientes, como una muestra gratuita, un descuento especial, un obsequio o cualquier tipo de información, sesión o consulta gratuita.

Asimismo, la redacción de tu contenido deberá vigilar atentamente el titular, que es el primer elemento que leerá tu cliente. Intenta que sea lo más directo, relevante y simple posible. La descripción del titular completará esta primera fase de atención, resaltando los beneficios y ventajas de tu producto o servicio. Presta especial cuidado a la URL que acompaña a estos títulos y a las extensiones de anuncio como el teléfono de contacto, dirección física y más información sobre tu empresa. 

Página de aterrizaje

Ya tienes a tu cliente potencial prácticamente en el bolsillo: no sólo te ha encontrado entre la competencia y se ha fijado en ti, sino que se dispone a visitarte. Consigue entonces que el bolsillo no se descosa; tu invitado debe quedar encantado e irse convencido con una bolsa de compra o un servicio contratado.

La página de aterrizaje a la que redirige el enlace de tu anuncio funciona como esa salita para recibir invitados. Allí quedará determinada su impresión final, y por ello debes cuidar hasta el último retoque de la decoración. Es recomendable emplear una página específica, que amplíe información sobre el anuncio o muestre el producto concreto de búsqueda, en lugar de emplear tu página de inicio, que equivaldría a dejar a un desconocido a las puertas de un gran edificio, buscando una vivienda específica.

Ponle las cosas fáciles a tu cliente. Repite el titular, los beneficios y ventajas, las condiciones inigualables de tu oferta y la satisfacción de clientes anteriores a él, algo que puedes mostrar mediante reviews o testimonios. 

Un caso concreto: Cómo Clever ecommerce optimiza Google Adwords para tu tienda online en tan sólo 5 pasos

Más obvia que la importancia de emplear Google AdWords es la conveniencia de contratar a un profesional o un servicio especializado en la herramienta, ahorrándote esos gastos de tiempo, energía y dinero sin conversión. Podrás seguir obteniendo los beneficios de promocionarte a través del buscador más empleado del planeta, y sin dedicarle más pensamientos a optimizar palabras clave, ajustar pujas, crear banners y organizar campañas. clever_ecommerce_logo Por ejemplo, en el caso de la aplicación gratuita Clever Adwords, desarrollada por Clever ecommerce, sólo necesitarás llevar a cabo 5 cómodos pasos:

  1. Vincular Shopify a tu cuenta de AdWords.
  2. Seleccionar tus productos entre distintas variedades.
  3. Proporcionar algunas palabras clave, las que más emplearán tus clientes al realizar búsquedas.
  4. Configurar tus patrones de anuncio, aportando inspiración para encontrar el estilo más adecuado a ti.
  5. Determinar cuánto deseas invertir en Google AdWords.

Desde Sales Layer no nos cansamos de recordar lo importante que es disponer del conocimiento adecuado sobre tus herramientas de e-commerce, a fin de que no te veas armado con una munición sin instrucciones de empleo.

 

New Call-to-action

Articulos relacionados

google+
Consejos de ventas y marketing

Ascenso y caída de Google+ ¿Cómo elegir las redes sociales para vender productos?

¿Cuáles son las mejores redes sociales para posicionar tu negocio y atraer audiencia?

people-office-round-table
Consejos de ventas y marketing

Por qué organizar y centralizar información se ha convertido en un reto para los marketers

Una de las claves del equipo de marketing es controlar información centralizada.

ecommerce-amazon-survival
Consejos de ventas y marketing

Cómo crear un e-commerce y sobrevivir a Amazon

¿Es posible crear una tienda online y competir frente a Amazon?