teamwork-meeting

Es un momento de oro para el e-commerce: en el último año, el 96% de los estadounidenses con acceso a internet ha hecho alguna compra online. A medida que la confianza en este medio aumenta y comprar online se convierte en un acto instintivo y natural, las ventas y beneficios crecerán si la experiencia continúa ofreciendo nuevos estímulos al comprador.

Para no quedarse atrás, ya que ser digital o tener una página web no es suficiente en e-commerce, están destacando estas 5 tendencias de compra online en las estrategias de marketing para e-commerce de 2018: 

1. El móvil: más para consulta que para compra

Que los usuarios utilizan cada vez más los smartphones para sus compras online es una realidad, pero está demostrando matices de comportamiento que deben tenerse en cuenta.

Aunque más del 60% de los usuarios declaran utilizar el teléfono móvil para consultar apps y páginas webs de tiendas online, según un estudio de Wolfgang Digital sólo el 38% de ese tráfico se convierte en auténtico beneficio. Y es que la mayor parte de los compradores emplean el teléfono móvil o tablet para consultar, pero no para comprar. Esta acción sigue completándose en un ordenador en la mayor parte de los casos.

Con una excepción: las generaciones más jóvenes y nativas digitales. En este sector de consumidores, el nivel de compra a través de móvil sube hasta un 64%, según indica Shopify a partir de sus ventas del pasado Black Friday 2017.

La clave: El canal de ventas online móvil es imprescindible para cualquier estrategia de marketing en e-commerce. Sin embargo, tiene que adaptarse a sus circunstancias: si tu audiencia es fundamentalmente joven, prepara el diseño y la seguridad de tu app y web para que el proceso de compra sea muy sencillo y exprés desde el móvil. Si la mayor parte de tu tráfico de ventas procede de ordenador, crea un diseño de app y web responsive en el que se destaquen las opciones de consultar y añadir productos a wishlists y cesta de la compra, creando atajos y enlaces directos para que el comprador pueda abrir sus listas y cuentas rápido desde un ordenador.

2. Experiencia multicanal, también para el usuario

Hasta hace poco, ser multicanal parecía una asignatura obligatoria para las marcas, como un proceso invisible para el usuario. Aumentar la presencia y venta de los productos en numerosos canales es la estrategia de marketing para e-commerce esencial, pero mientras antes los canales permanecían separados, una de las tendencias de compra online actuales consiste en mezclarlos.

Una marca tiene su tienda online, su app, sus perfiles en redes sociales, su red privada para distribuidores, sus catálogos impresos… La norma parecía no mezclar estos canales entre sí, ya que cada uno dispone de su audiencia y tipo de comportamiento. Sin embargo, lo que ha demostrado la experiencia de compra reciente es que el usuario es cada vez más errático y ágil, y puede navegar entre múltiples canales al mismo tiempo. Por eso, hay que conectar los canales de un e-commerce públicamente: incluyendo en la página web de una tienda online una galería con imágenes de Instagram que contengan cierto hashtag, colocando etiquetas de compra en las imágenes de Instagram y Pinterest de la marca…

La clave: Mantener la armonía en todos los canales de venta y ofrecer una imagen impecable de producto, sin errores o datos diferentes de una plataforma a otra, es vital a través de la automatización. Las herramientas que automatizan el procesos de gestión de contenido de producto, como Product Information Management (PIM), aumentan la conversión de ventas y el ahorro de costes, al reducir el tiempo dedicado a tareas repetitivas que no ofrecen ningún ROI.

3. Las redes sociales ya no bastan

Aunque un 30% del tiempo diario de los usuarios se dedica a navegar por redes sociales, promocionar productos a través perfiles de marca o anuncios de pago en Twitter, Facebook o Instagram ha dejado de ser suficiente. Su margen de conversión es alto y no debe omitirse esta acción, sobre todo creando tiendas nativas como Facebook Business y usando las etiquetas de compra ya destacadas en el apartado anterior. Pero los vendedores más avispados están descubriendo nuevas oportunidades.

Toda novedad tecnológica es también una tendencia de compra online. Y los clientes están cada vez más expuestos a canales y experiencias interactivas nuevas, como servicios de streaming, smart TVs, asistentes virtuales (Siri, Alexa, Cortana, Google Assistant) y animaciones, experiencias de realidad virtual y realidad aumentada para ilustrar productos.

Otra clave: Las apps de mensajería instantánea comienzan a obtener más descargas y horas de uso que las redes sociales y el e-mail. Es interesante estudiar cómo podrían llegar los anuncios a estas plataformas y cómo conseguir que la comunicación entre marcas y clientes se desarrolle a través de mensajes privados, SMS y chatbots propios (ya existe una app para empresas en WhatsApp). Las notificaciones instantáneas de seguimiento de envío, disponibilidad de productos, comienzo de promociones están ganando más eficacia que el ‘tradicional’ e-mail.

4. Guste o no, Amazon es rey

Más del 50% de las consultas sobre productos comienzan en Amazon. A los vendedores no siempre les convence la idea de añadir sus productos al catálogo de Amazon, debido a las tasas extra que cobra el marketplace y al esfuerzo logístico añadido. Teniendo muy clara cuál es la mejor estrategia para vender en Amazon, es recomendable no desaparecer del todo de esta plataforma para no perder presencia en búsquedas.

No es necesario que una marca ofrezca todo su catálogo en Amazon. Hay que ser selectivo y saber qué productos son más buscados en el marketplace o cuáles están vendiéndose menos  en la tienda online y pueden encontrar una salida en Amazon. Si el presupuesto lo permite, emplear el servicio de anuncios de Amazon es otra excelente manera de destacar entre la competencia y llegar a porcentajes mayores de compradores.

La clave: Los marketplaces son importantes para expandir una estrategia de marketing de e-commerce, pero al margen de marketplaces especializados, Amazon es el escaparate fundamental que puede servir como vía para atraer tráfico hacia otros canales, dar a conocer la marca, recopilar reseñas y ganar prestigio.

5. Adiós al pasaporte: e-commerce internacional

El 57% de los usuarios online realiza compras en tiendas de otros países. La facilidad para comprar y vender de forma internacional es un reto para las empresas, ya que deben resolver sus cuestiones legales y logísticas a la vez que hacer el proceso de compra cada vez más sencillo y barato al usuario.

La clave: Crear versiones de la tienda online y app en diversos idiomas y monedas, ampliar el rango de opciones de pago, incluyendo PayPal y Apple Pay, desglosar los impuestos y costes extra en el precio final, destacar el costes exacto de envío desde cada ficha de producto y antes del botón de compra, en lugar de incluir tablas de consulta, facilitar el sistema de cambios y devoluciones, y adaptar el servicio de atención al cliente a usuarios que no sean nativos del país o idioma de la empresa.

New Call-to-action

Articulos relacionados

person-shopping-tablet
Ecommerce Marketing

Cómo es el cliente omnicanal y su ciclo de vida en e-commerce

¿Podríamos decir que existe el Homo Online Shopping? A partir de lo que indican los datos de comportamiento y...

people-sitting-on-floor-checking-phones
Ecommerce Marketing

Digital Marketing: la clave en la venta omnicanal

Crear una red de comercio digital implica un importante desembolso de esfuerzo inicial. Definir los productos y el...

floating-spaceships-illustration
Ecommerce Marketing

Cómo atraer tráfico a tu tienda online de forma rápida y fácil

Toda tienda online desea convertirse en el flautista de Hamelin: con la menor acción posible, atraerá a oleadas de...