<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=900067807144166&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Si te estás planteando ampliar tu estrategia de ventas al ecommerce, tal vez también te hayas preguntado si existe una sola forma (o una más correcta que otra) de dar el primer paso.

Y en realidad tienes varios modelos para afrontar el lanzamiento de una tienda online. Tan sólo depende de tu perfil de negocio, los recursos disponibles en tu empresa y el objetivo que quieras alcanzar con el posicionamiento y ventas online.

Tanto si eres fabricante como retailer, estos son los tipos de tiendas virtuales que podrás poner en marcha, incluso de forma complementaria en algunos casos.

 

Test para evaluar si necesitas un PIM

 

Los 6 modelos de tienda online para negocios

B2B: Business to Business

En este modelo, un negocio vende un producto o servicio a otro negocio. Por ejemplo, un fabricante de azulejos que sólo distribuye sus productos a constructoras, arquitectos o minoristas de materiales de construcción.

B2C: Business to Consumer

El otro gran modelo consiste en la venta directa de un negocio al cliente final, ya sean productos o servicios.

Sin embargo, dentro de este modelo hay distintas variantes: puede que la marca sólo venda sus productos a través de retail, pero no tenga canales de venta propios (como Coca Cola), o puede que siga un modelo D2C (Direct to Consumer), de modo que el fabricante vende tanto a retailers como a cliente final (por ejemplo, Nike).

B2A: Business to Administration

En este caso particular, la venta del producto o servicio se realiza a organizaciones públicas o gubernamentales desde entidades privadas.

C2C: Consumer to Consumer

En este modelo no participan empresas, sino únicamente usuarios que venden productos de creación propia o segunda mano entre sí, por ejemplo a través de plataformas como Etsy o eBay.

C2B: Consumer to Business

El modelo anterior también se puede profesionalizar cuando los usuarios finales venden algo a empresas, generalmente servicios tipo freelance.

C2A: Consumer to Administration

Al igual que en el caso de las empresas, también particulares pueden proveer algún tipo de servicio a administraciones públicas.

Tipos de tiendas virtuales para marcas y retail

D2C

Como ya hemos mencionado, la venta directa al consumidor supone que la marca hace llegar sus productos de forma directa al usuario final, sin intermediarios.

Algunos fabricantes han apostado por este modelo desde el principio, gestionando ellos mismos la página web y app de venta al público y toda la red logística para producción, almacenamiento, distribución y reparto de pedidos. Otras marcas han intentado adoptar este modelo tras una trayectoria de venta a través de retailers.

Se trata de un modelo caro de sostener, ya que todo el peso logístico y publicitario recae sobre los hombros del fabricante.

Dropshipping

El método de dropshipping implica que un vendedor pone a la venta productos que solicita a un distribuidor cada vez que le llega un pedido.

El método tradicional de retail consiste en que el minorista compra productos al mayorista o proveedor y los almacena de forma propia. Mediante dropshipping, el vendedor no tiene almacén propio ni un stock fijo, sino que debe solicitar a un distribuidor cada pedido. Ese distribuidor también se encarga de realizar los envíos al cliente final.

Marca blanca

De forma similar, otro modelo de ventas consiste en comprar productos de marca blanca a un fabricante y revenderlos bajo una marca propia. En este caso, la tienda online se basa en un inventario ajeno, pero se ha desarrollado una identidad de marca que pretende conectar con los clientes y fidelizarlos.

Suscripción

Es uno de los modelos de tienda online más populares del momento. Su objetivo es fidelizar al cliente, de modo que haga un pedido regular a una marca o retailer. Las cajas de suscripción se han convertido en un servicio útil para muchos usuarios que necesitan recambios de cierto tipo de productos de forma regular, o que quieren ser sorprendidos cada mes con una selección de nuevos productos de alguna categoría de su interés, desde cosmética hasta alimentación o libros.

Alquiler

En un panorama cada vez más preocupado por la sostenibilidad del consumo, están empezando a surgir iniciativas de tiendas online basadas en un modelo de préstamo y no de ventas.

En este tipo de tienda virtual, los clientes pueden seleccionar productos para alquilar durante un determinado periodo de tiempo antes de devolverlos, desde muebles y coches hasta prendas de ropa.

Canales para abrir cualquier tipo de tienda virtual

Página web

Es el modelo de tienda online por excelencia. Tanto fabricantes con modelo D2C como retailers suelen crear una página web para alojar su tienda online.

Lo que necesitas antes de lanzar una web de venta de productos es un sistema PIM (Product Information Management) para centralizar todo el catálogo de producto y poder enviar la información a una plataforma de ecommerce o CRM, como Shopify, Magento o PrestaShop, donde puedes diseñar y alojar tu tienda online y todos los servicios relacionados con ella, como métodos de pago y servicio de mensajería.

De forma complementaria, puedes crear una app que adapta tu tienda online a consulta y compra en teléfonos móviles y tablets.

Retailer

Tanto si eres un fabricante que no quiere vender sus productos directamente al público como si eres un minorista que vende productos de varias marcas, otro tipo de tienda online son las webs de retail.

En estas páginas se reúne un gran catálogo de categorías de producto y marcas, y pueden ser generales o estar especializados en nichos como bricolaje, alimentación, productos para bebé, juguetes, cosmética

El trabajo en este caso consiste en ofrecer al retailer toda la información útil para publicar los productos, ya sea de forma directa o a través de plataformas como Google Manufacturer. Es vital que esa información de producto esté actualizada y sea original para diferenciarse de la competencia.

Marketplaces

Por último, el tercer gran modelo de venta online son los marketplaces digitales. Al igual que en las webs de retail, los marketplaces reúnen a muchos vendedores y marcas, y los fabricantes pueden subir directamente sus productos para venderlos en Amazon, AliExpress o Google Shopping.

En este caso, la marca tiene control de la presencia de sus productos en el marketplace, a través de un perfil propio, pero normalmente la gestión de los clientes está en manos del marketplace.

En todos los tipos de tienda online hay una pieza clave en común: contar con un sistema PIM que centraliza toda la información de producto y permite enviarla de forma homogénea y precisa a todos los canales.

En Sales Layer tenemos experiencia en todos los modelos y verticales, y contamos con conectores específicos para tiendas de ecommerce, marketplaces y plataformas para fabricantes. Pruébalo gratis por ti mismo y pierde el miedo a ampliar tu estrategia de ventas digitales.

 

Caso de éxito Powerslide

Artículos relacionados

Persona utilizando el servicio click-and-collect en taquillas
Trucos de ventas

Pros y contras de introducir el servicio de click-and-collect

Qué es y cómo funciona el click-and-collect: ¿te conviene ofrecerlo en tu tienda?

Ilustración de persona vestida con ropa de distintas estaciones
Trucos de ventas

Cómo optimizar las ventas estacionales de tu ecommerce

Aprovecha la estacionalidad de ventas y prepara tu catálogo con PIM.

Whatsapp Business ecommerce
Trucos de ventas

Implementa WhatsApp Business en tu negocio PASO a PASO

Descubre cómo utilizar WhatsApp Business en un ecommerce paso a paso.