<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=900067807144166&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Adentrarse en un proyecto nuevo parece emocionante sobre el mapa. Pero al dar los primeros pasos, cualquier equipo puede llevarse las manos a la cabeza: siempre hay un nuevo lenguaje que aprender para avanzar a buen ritmo.

Plantearse una estrategia de venta en ecommerce puede ser una las mejores decisiones para tu negocio. Podríamos comenzar por ese gran concepto: el ecommerce o comercio electrónico. Es decir, todas las acciones estratégicas encaminadas a posicionar, distribuir o vender tu catálogo de productos a través de canales digitales.

Y eso es mucho más que una página web.

Para que no te sientas abrumado antes de empezar, hemos recopilado un diccionario de ecommerce con términos básicos que toda empresa, marca o profesional debería conocer. Para que no vuelvas a perderte en ninguna reunión, FAQ o comparativa de herramientas que necesitas para dar comienzo a tu digitalización.

 

Descubre tecnología PIM

 

Gestión de datos

  • Fuente de datos: Son todos los lugares de los que la empresa recoge información de producto. Pueden ser fuentes externas e internas. En la actualidad estos datos se comparten en formato digital en su totalidad, a través de archivos Excel, CSV o PDF. Las herramientas que automatizan esta recogida y envío en tiempo real están resolviendo el tedio y los errores de las importaciones y exportaciones manuales.
  • Solución API: Conexión directa entre distintos sistemas o aplicaciones, que garantiza un intercambio de datos más preciso y seguro.
  • ERP: Siglas de Enterprise Resource Planning. Es un software encaminado a organizar la información de empresa y centralizar su recogida de muchas fuentes. Puede contener información de catálogo, pero también otros datos corporativos que no tienen que ver con la venta de productos.
  • PIM: Siglas de Product Information Management. Esta solución sirve como única fuente de verdad de toda la información de producto de una empresa. Un PIM, como Sales Layer, recoge datos de otras fuentes, como el ERP, centraliza toda la información de catálogo y automatiza su envío a distintos canales de venta, diseño o impresión. Es el software indicado para empresas y retailers que necesitan una estrategia digital rápida, pero precisa y de calidad.
  • DAM: Siglas de Digital Asset Management, en referencia a la gestión y almacenamiento de recursos digitales. Es decir, imágenes, vídeos y cualquier otro contenido digital de catálogo. Un buen sistema PIM, como Sales Layer, incluye funcionalidades DAM para ahorrarte lidiar con muchos sistemas de software a la vez.
  • SaaS: Siglas que hacen referencia al software como servicio. Es decir, a los sistemas que permiten acceso y uso en la nube y no necesitan ser instalados en tus sistemas. Las soluciones SaaS aportan más agilidad, porque puedes acceder a ellas desde cualquier lugar y dispositivo, y son clave en equipos grandes y dispersos. Un PIM SaaS como Sales Layer permite que empieces más rápido la gestión de tu información de catálogo.

Información de producto

  • Ficha de producto: Es la página digital que recoge toda la información relativa a un producto. Hay datos básicos que siempre deben estar presentes (título, imagen, especificaciones básicas), pero cuanto más completo sea el contenido, más relevantes serán las fichas de producto para el comprador y para plataformas como marketplaces o Google Manufacturer.
  • Gemelo digital: Es un concepto cada vez más común, que hace referencia al ‘doble’ online de cualquier producto físico. Es decir, todo el contenido que encuentra un usuario sobre tu producto: datos técnicos, descripciones, imágenes, vídeos, manuales… Cuanto más completa sea la información de producto, mejor será el gemelo digital y el comprador estará más cerca de las ventajas de la compra física tradicional.
  • Contenido enriquecido: Es el contenido de producto más completo y que aporta más datos y recursos útiles para el comprador. Una ficha de producto que ofrece imágenes de gran resolución, realidad aumentada, vídeo-tutoriales o tablas comparativas de modelos es una experiencia con contenido enriquecido.
  • Modelo de datos: Hace referencia a todos los datos, atributos y relaciones entre distintos bloques de información. Tener una estructura de catálogo y datos ordenador es el primer objetivo de una buena gestión con PIM y el paso esencial para triunfar en ecommerce.
  • Categoría de producto: Es la etiqueta que identifica a cada producto dentro de su familia. Las categorías son importantísimas tanto para tu equipo de gestión como para tus compradores, pues permiten localizar fácilmente cualquier producto y agilizar la asignación de campos de datos.
  • Filtrado: Un buen sistema PIM se basa en filtrado inteligente que permite encontrar productos o grupos de productos a partir de cualquier dato aislado o datos relacionados. En un canal de ventas online, un filtrado óptimo, con variedad de opciones, es clave para que tus visitantes puedan localizar enseguida lo que buscan.
  • SKU: Siglas de Stock Keeping Unit. Es el número más común para identificar productos. Puedes entenderlo como el DNI de tus productos.
  • Realidad aumentada: Es la tecnología que recrea objetos a escala real en formato digital. En ecommerce están adquiriendo importancia para ver productos de forma realista a través de una pantalla de móvil o tablet, desde muebles hasta accesorios.
  • Curación de contenidos: Es el proceso de investigación de contenido relacionado con tus productos y que puede ser de interés para tu público. Posts, entrevistas, tutoriales o vídeos, que las empresas comparten a través de email marketing o redes sociales.
  • Landing page: Es una sección de una página web, importante porque sirve como URL de destino en campañas de anuncios y contenido de email, o portadas de categorías de producto.

Estrategia de ventas digital

  • Big data: Grandes grupos de datos recogidos mediante herramientas tecnológicas para analizar rendimiento y aplicar acciones de negocio futuras.
  • Retail: Es el sistema de ventas de productos de varias marcas al gran público. Los negocios de retail se dedican a adquirir productos a distribuidores o marcas y venderlos al consumidor, a través de tiendas físicas o digitales. Pueden ser pequeños negocios o grandes cadenas como El Corte Inglés o Carrefour.
  • B2C: Siglas de Business to Consumer. Es el modelo de venta en el que un negocio orienta sus productos al consumidor.
  • B2B: Siglas de Business to Business. En este modelo de negocio, una empresa vende sus productos o servicios a otras empresas.
  • D2C: Siglas de Direct to Consumer. Se trata de la venta directa de los productos de catálogo al consumidor final, sin intermediarios (distribuidores y retailers).
  • Multicanal: Es la estrategia de venta que combina varios canales, tanto físicos como online. La empresa o retailer puede vender productos en distintos lugares, con contenidos diferenciado para cada canal y sin integración del inventario en todos ellos.
  • Omnicanal: Es una estrategia multicanal superior, en la que se ofrece una experiencia de compra sin barreras entre distintos canales. El comprador puede combinar la compra física y digital, por ejemplo la reserva online y recogida en tienda. En este sistema, es clave que el contenido de producto esté totalmente unificado en todos los canales.
  • Marketplace: Es una plataforma de ventas online de productos de distintos retailers y/o marcas. Desde Amazon hasta marketplaces especializados en categorías de producto, como ropa o alimentación, los marketplaces son grandes escaparates para el gran público.
  • Plataforma de ecommerce: Los CMS (Content Management System) son los sistemas de software empleados para crear y gestionar tiendas online, como Magento, Shopify o PrestaShop. Pueden ser sistemas de pago u open source, de código abierto y con módulos adicionales de pago.
  • Logística: Es toda la estrategia orientada a almacenar, gestionar y entregar los productos de inventario y pedidos de la empresa. En ecommerce es vital coordinar estos esfuerzos con todos los canales offline y online, para evitar problemas de stock.
  • Social commerce: Es el fenómeno de ventas a través de redes sociales. Este concepto abarca tanto la estrategia de promoción de productos a través de social media como la venta directa de productos de forma nativa en apps, como Instagram o Facebook Shops.
  • Experiencia de usuario: También conocida por sus siglas inglesas UX, es la experiencia de compra que ofrece una marca a través de todas sus acciones, y las sensaciones e impresiones que tienen los compradores sobre ella. La accesibilidad, atractivo y claridad son conceptos fundamentales de una buena UX en ecommerce.
  • Estacionalidad: Tanto en ventas físicas como digitales, las épocas del año tienen gran influencia en el comportamiento del consumidor. En canales online es igual de relevante estar pendiente de campañas estacionales y lanzamientos vinculados a distintos momentos del año. Sobre todo en ‘citas’ que ya se han convertido en un fenómeno online, como Black Friday y Cyber Monday.
  • SEO: Siglas de Search Engine Optimization. Se trata de la optimización de tu contenido de producto para que aparezca bien posicionado en motores de búsqueda, como Google.
  • Inteligencia competitiva: Consiste en el análisis de las acciones de tu competencia directa en canales online, como precios, selección de productos, acciones de marketing, y el diseño y rendimiento de canales digitales.
  • Test A/B: Es una práctica de marketing orientada a probar dos versiones de un diseño digital, para medir cuál funciona mejor. Cada versión se muestra de forma aleatoria a los visitantes de una web o landing, y te permite analizar qué formatos, colores o contenido convierten más.
  • Customer Relationship Management (CRM): La gestión de relaciones con el cliente es un proceso vital para las ventas online. El equipo de Customer Success debe contar con el conocimiento y herramientas adecuadas para manejar los datos de clientes y pedidos, historiales de compras y otros datos básicos para ofrecer una atención de diez.
  • Lifetime Customer Value (LCV): O valor del ciclo de vida del cliente. Es decir, el valor monetario que tiene un cliente para la empresa, basado en sus acciones o en una predicción de gasto por su tipo de perfil. Con este valor, las empresas pueden deducir qué clientes son más interesantes y hay que esforzarse en retener.
  • Net Promoter Score (NPS): Es el nivel de recomendaciones de tu marca o productos. Es decir, cómo de probable es que un cliente te recomiende a otros, en una escala del 1 al 10.

Proceso de compra online

  • Cesta de la compra: También conocido como “Carrito de la compra”. Es la versión digital del carro de compra tradicional: la pestaña donde el usuario guarda todos los productos que quiere comprar en una tienda online.
  • Checkout: El proceso de revisión, confirmación y pago de los productos en un canal digital. En esta pantalla el usuario comparte sus datos de pago y envío para completar el proceso.
  • Pasarela de pago: Es el sistema de cobro de una compra online, con alternativas como tarjetas bancarias o PayPal. Lo más importante es contar con certificados de seguridad que dan confianza en esta etapa.
  • Valor de compra promedio: Es la media de gasto de tus compradores en tu canal digital, en cada visita. Se obtiene dividiendo tu total de ventas entre el total de pedidos.
  • Tasa de abandono de cesta: Es el promedio de carritos de compra que los clientes no completan. Para mejorarlo, hay que aplicar acciones de remarketing y asegurar una experiencia de compra clara y de confianza.
  • Llamada a la acción (CTA): Son los elementos visuales, como botones o textos con link, con los que el usuario puede interactuar para realizar una acción online: visitar una web, añadir al carro de la compra o a la lista de deseos, compartir en Twitter, aplicar cupón, etc.
  • Click-through-rate (CTR): Siglas del promedio de clics; es decir, la cantidad de veces que ha convertido una llamada a la acción en una web o anuncio: botón de comprar, suscribirse, aplicar descuento…
  • Cross-selling: Es la estrategia de ventas por la que se incita al comprador a adquirir productos relacionados con uno de su interés. Por ejemplo, accesorios para un teléfono móvil. Las sugerencias de productos en una tienda online son un gran ejemplo de cross-sell.
  • Upselling: Es la estrategia que trata de convencer al comprador de adquirir un producto superior al de su interés. Por ejemplo, un ordenador más potente y con mejores prestaciones.
  • Responsive: Es un diseño web adaptado para que se visualice de forma correcta en cualquier tipo de pantalla y dispositivo.
  • AMP: Siglas de Accelerated Mobile Pages, un concepto desarrollado por Google y que hace referencia a las páginas web con una velocidad de carga óptima en móviles. Esto es muy importante en ecommerce, donde gran parte de las compras se realiza desde smartphones.

Ahora que ha mejorado con creces tu vocabulario de ecommerce, ¿por qué no empezar a ponerlo en práctica? Ya sabes que un sistema PIM es la mejor vía de entrada para automatizar todos tus procesos de una estrategia ecommerce. Puedes probarlo por ti mismo gratis, o consultar tus dudas con uno de nuestros especialistas.

 

Descargar Ebook

Artículos relacionados

Integración de PayPal en ecommerce
Trucos de ventas

Cómo integrar la pasarela de pago de PayPal en tu ecommerce

Los beneficios de PayPal para ecommerce y cómo añadirlo a tu web en pocos pasos.

Trucos de ventas

La importancia del packaging para la ventas de tus productos y la fidelización de tus clientes

La importancia del packaging para tu imagen de marca y conseguir más clientes online.

Temporadas de venta en sector de deportes
Trucos de ventas

Tips para las mejores temporadas de venta en sector de deportes

Descubre cuáles son las mejores épocas de venta del año para productos deportivos.