BG-SalesLayer-Blog.jpg

Knowledge Pills

10 trucos geniales para crear la mejor experiencia de compra online

girl-desktop-cat-illustration

Ser online es un must de la venta de productos, como no mezclar rosa y rojo para muchos gurús de la moda. El 69% de las personas prefieren realizar sus compras de forma online, y será la primera fuente de consulta para el 66% de los compradores.

Ahora bien, introducirte en el e-commerce no es una tarea de quita y pon, sino una aventura que debe mejorarse constantemente, prestando atención a los cambios, tendencias y patrones de visita online entre los usuarios.

¿La solución a un bajo número de visitas y compras online, a un elevado número de devoluciones de producto o abandono de cestas de la compra? La tienes en estos 10 trucos para que los usuarios encuentren en tus canales de e-commerce la mejor experiencia de compra online imaginable.

1. El ojo manda: un diseño amigable

Sigue las reglas básicas del diseño en lugar de apostar por algo radical que nadie entenderá. 

Fondos blancos o neutros para destacar los productos, elementos importantes situados en la parte superior de cada página o ficha, botones y llamadas a la acción destacadas en las zonas de más actividad del usuario (y más fáciles de pulsar en app o diseño para dispositivos móviles), páginas web adaptadas a distintos dispositivos, no abusar de elementos intrusivos como los pop-up y toques de personalización según la época del año.

2. Buscar, comprar, pagar: La sencillez manda

Aunque vendas miles de productos y líneas, hagas lookbooks increíbles o páginas específicas para tests o testimonios, el comprador siempre debe distinguir fácilmente las 3 fases de oro del proceso de compra online: buscar productos, añadirlos al carro de la compra y pagar para completar el proceso.

Los botones para estos 3 pasos deben ser siempre bien visibles y conducir a un proceso fácil y rápido. Si el pago puede realizarse en una misma página, mejor, ya que viajar a través de varias páginas transmite impaciencia y es motivo de muchos abandonos. En la medida de lo posible, no pidas muchos datos para completar un pedido, no obligues al registro para comprar en tu tienda online, y ofrece desde las fichas de producto información básica como tiempos y gastos de envío y opciones de devolución.

Los gastos de envío elevados e inesperados son el principal motivo de abandono del proceso de compra: informa bien a los clientes en cada página, sin redirigirlos a las FAQ o hacerles rastrear ese dato en tablas.

3. Lo online es público y personal: enriquece el contenido

A pesar de la popularidad de los marketplaces con sus fichas de producto idénticas unas a otras, cada vez más usuarios valoran que su experiencia de compra sea personalizada.

Esto se traduce en páginas web más originales y completas, que incluso pueden adaptarse a las necesidades del usuario según datos de geolocalización. Cuantos más textos, imágenes, vídeos, tutoriales, materiales descargables, reseñas y sugerencias incluya una ficha de producto, aumentarán las probabilidades de compra. Por supuesto, vigila que este contenido sea siempre relevante al usuario objetivo, pues un comprador corriente no persigue el mismo tipo de datos de producto que un distribuidor en un congreso, por ejemplo.

Estudia el SEO de tu rango de productos y de las búsquedas más habituales de los clientes objetivo, para optimizar tus textos en todos los canales de venta y actualizar descripciones y palabras clave que pueden quedar desfasadas sin darte cuenta.

4. La edad cuenta

Según el segmento de población al que se orienten tus productos o que quieras buscar y potenciar como clientes objetivo, la experiencia de compra en tu tienda online tendrá que adaptarse a diferentes parámetros.

No todo el mundo tiene la misma fluidez digital y tecnológica, y mientras los clientes más jóvenes pueden localizar fácilmente información y botones de acción en tu página, usuarios de mayor edad necesitan más asistencia y claridad en la disposición de los elementos. Además, cada vez un mayor número de clientes mayores confían en la compra online: el 48% de los compradores de entre 55 y 64 años prefiere comprar un producto en una tienda online antes que en una física, mientras que para millennials de 25 a 34 años el porcentaje baja al 40%.

Adapta el diseño a lo que resulta atractivo a cada segmento de edad, e investiga los gustos generales y la mejor tasa de respuesta ante diseños más minimalistas, con tonalidades blancas, grises y cremas, frente a colores chillones que pueden funcionar mejor con usuarios adolescentes.

5. Asiste a todas las fiestas: la visibilidad online de tu catálogo

En un universo online cada vez mayor y más competitivo, una tienda online de marca ya no es suficiente para destacar entre la competencia ni ser encontrado por tus clientes. Aunque inviertas todos los recursos posibles en crear la página web y app mejores del mercado, necesitas diversificar tu presencia online. Sólo de esta forma conseguirás que asciendan tus visitas y ventas y se haga más fácil la experiencia de compra online de tus productos.

En 2018, el 41% de los clientes online empezará sus búsquedas en Amazon, y sólo el 16% empezará buscando en motores de búsqueda como Google y comprando el producto en una página que no sea Amazon. A pesar de la crisis de imagen que sufre el titán de los marketplaces, la confianza que inspira entre gran parte de la población compradora es muy fuerte (un 51% del total de usuarios), y debes aprovecharla junto con cualquier otro marketplace en el que encajen tus productos. ¿Rakuten o Alibaba para expandirte al mercado oriental, ASOS si te especializas en moda y complementos, Newegg si tu nicho es la electrónica?

Los marketplaces mejoran tus probabilidades de ser encontrado y de que los clientes confíen en comprar tus productos y, con el tiempo, terminen realizando la experiencia de compra directamente en tu app o web. Pero si quieres que los resultados sean exitosos y no perjudicar tu imagen de marca con productos desorganizados en decenas de marketplaces y páginas, equípate con un sistema PIM (Product Information Management) que automatiza la sincronización, actualización y envío de datos de producto a todos los canales de venta que escojas. Chasca los dedos y aparece en Amazon, reluciente, como por arte de magia.

6. Más fotos es mejor

Comprar siempre ha sido una experiencia visual, pero también táctil. Como todos los demás sentidos se anulan al comprar online (al menos de momento, hasta próximas innovaciones tecnológicas), la vista es el factor estrella para el usuario.

El 73% de los compradores online declaran que necesitan al menos más de 3 o 4 imágenes por producto para decidir una compra. Según el tipo de producto que vendas, adapta el tipo de imágenes a tus fichas: más detalles, más generales, con demostraciones de uso o sobre modelo… Crea siempre una galería a gran resolución y con opciones de zoom y 360º en las fichas de producto, y galerías con opción de imágenes en miniatura y grandes en los resultados de búsqueda y en las consultas por categorías de una web.

Cuida asimismo las fotografías que adjuntas en los marketplaces, donde es fácil destacar en este aspecto. La mayor parte de los vendedores descuidan las fotos y resultan poco fiables, y las fichas de producto con imágenes en los marketplaces mejoran su conversión de ventas hasta un 53%.

Buenas fotografías permiten que el usuario se convenza más fácilmente y disminuyen el porcentaje de devoluciones, ya que obtienen una idea más precisa y real sobre el producto.

7. Baja el precio… cuando corresponda

El precio es el principal factor de decisión de compra para un 69% de los usuarios online, pero esto no significa que lo más barato sea siempre la opción favorita.

Opta por reducir tus precios de forma estratégica, ya que si ofreces precios bajos constantemente nunca podrás volver a incrementarlos y mejorar tus ventas (si cultivas una imagen de productos baratos, ¿por qué de pronto tus clientes querrán pagar más por ellos?). Por ejemplo, es recomendable realizar promociones y descuentos tanto en épocas claves del año (periodos de rebajas oficiales u organizados por marketplaces en los que estés), y también al inaugurar un nuevo canal, como método de darte a conocer y atraer clientes antiguos y nuevos.

Haz que esta estrategia sea sólo temporal, pues además el toque de contrarreloj incentiva la compra y genera una impresión de exclusividad entre los clientes.

8. Vender es diálogo: las reseñas

Dan miedo y muchos retailers online optan por eliminar la opción de comentarios y reseñas de los usuarios, temerosos de que las malas críticas o valoraciones empañen a las buenas y se propague una mala imagen de marca.

¡Nada más equivocado! Es cierto que las reseñas positivas mejoran las cifras de ventas hasta un 35%, pero sólo podrás conseguirlas si aceptas la posibilidad de que aparezcan algunas tibias o malas. La oportunidad de marketing que proporciona una mala reseña es enorme: puede mejorar tu imagen de marca y la confianza entre los usuarios si respondes rápidamente a una mala reseña, mostrando comprensión y aportando una solución al problema. Y ofrece información valiosa para el equipo de marketing, diseño y manufactura: ¿qué es mejorable en el producto y en la experiencia de compra online?

Fíjate también en las quejas de tus clientes en la competencia, pues puedes destacar en aquello que tus competidores hacen mal y convertirte en la alternativa estrella de tu nicho.

9. Hazte influencer: las redes sociales

No todas las redes sociales funcionan por igual ni para todos los tipos de producto. No obstante, es interesante que se incorporen a una estrategia de venta porque pueden facilitar mucho la experiencia de compra al usuario.

Por ejemplo, la reciente opción de Instagram de agregar precios y enlaces directos a una tienda online en las fotografías está mejorando las cifras de venta y visitas de muchos e-commerce, pues los clientes consiguen los datos básicos rápidamente (cuánto cuesta y dónde puedo conseguirlo).

Aprovecha las redes para promover promociones y dar a conocer la marca con campañas más arriesgadas y originales que los anuncios de pago, y haz caso del dicho que afirma que no hay nada mejor que un boca-oreja para dar a conocer algo (o un tweet-tweet).

10. Saluda a tus vecinos: ser memorable para enganchar

El 83% de los compradores online repiten la compra en una página web porque su experiencia previa fue buena. Generar una gran primera impresión es vital para inspirar confianza y hacer que los usuarios regresen.

No te olvides de tus compradores, pero sin agobiar. Diseña y crea mensajes y mails específicos y personalizados para agradecer la compra, recordar productos de una wishlist que pueden estar a punto de agotarse, o de una cesta de la compra que se dejó a medias tiempo atrás. Utiliza lenguaje positivo en todo el proceso de compra, ofrece atención al cliente instantánea, de calidad y no robótica, y por todos los medios necesarios (no te limites al teléfono o al chat, pues cada cliente tiene distintas preferencias), y ten un detalle como un cupón de descuento en los cumpleaños de tus clientes, si dispones de ese dato.

Buscar nuevas opciones de compra es una tarea pesada para cualquiera, de modo que dar con algo bueno aumenta las posibilidades de que se queden contigo para siempre… o al menos mientras sigas ofreciendo la misma calidad y no te rindas al mejorar tu e-commerce cada día.

CTA Guía Amazon

¡Suscríbete y recibe todos nuestros post!

Últimos Posts