<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=291101398075662&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Índice

  1. Orígenes de Instagram
  2. El fiasco de Facebook Shopping
  3. Los influencers en Instagram y su viralidad entre los seguidores
  4. El poder del tagging en las imágenes de la red social
  5. Comprar a un clic en Instagram

Orígenes de Instagram

Mientras los catálogos continúan siendo la principal herramienta de producto, no hay duda de que las redes sociales son hoy en día su principal método de promoción. El pasado año 2,65 mil millones de personas en todo el mundo utilizaba alguna red social, y esta cifra crecerá a los 3,1 mil millones en 2012, según calcula Statista.

El icono púrpura de Instagram se ha convertido en uno de los más habituales en cualquier pantalla de smartphone, y la rapidez con que ha llegado a nuestros bolsillos es pasmosa.

 

Instagram y ventas ecommerce
Así era Instagram en su lanzamiento en 2010

 

La app fue desarrollada en San Francisco por Kevin Systrom y Mike Krieger, dos emprendedores del mundo del marketing y la programación. La idea inicial se llamaba Burbn y se parecía más a otras redes sociales existentes, pero consiguió un capital de inversión inicial de 500 000 dólares.

Ya en la fase de programación, Systrom y Krieger reconocieron que la comunicación vía texto estaba sobradamente explotada en otras apps como Facebook y Twitter, y decidieron virar la app hacia lo visual y dar prioridad a compartir imágenes.

Instagram tuvo su puesta de largo el 6 de octubre de 2010. Sus creadores aseguran que sólo necesitaron 8 semanas para crearla. Casi necesitaron tan poco tiempo para llevarla a la fama.

Datos mundiales de uso de Instagram

A día de hoy, Instagram ya ha superado los mil millones de usuarios activos en todo el mundo. Más de la mitad de los usuarios tiene menos de 34 años, con una mayoría de entre 25-34 años, seguidos de la franja de 18 a 24 años, y prácticamente el mismo número de usuarios masculinos que femeninos.

Aunque Estados Unidos es el mercado con mayor uso de Instagram entre su población, la presencia de la app es ya global y continúa siendo la primera opción de red para compartir imágenes.

 

Países con mayor uso de Instagram 2019
Los países con mayor número de usuarios en Instagram (Fuente: Statista, julio 2019)

 

La aparición de Instagram Stories benefició a la app frente al empuje de Snapchat, un unicornio que pronto comenzó a desinflarse tras su lanzamiento en Bolsa, aunque mantiene una importante presencia entre usuarios adolescentes estadounidenses. En 2019, Instagram Stories cuenta con 500 millones de usuarios activos al día, y cada año la cifra se incrementa hasta un 25%.

 

Crecimiento de usuarios en Instagram Stories
Reparto de usuarios activos diarios en Instagram Stories (Fuente: Statista, enero 2019)

 

El éxito de Instagram no iba a pasar desapercibido para la competencia: acabaría en manos de Facebook, que compró la red social por mil millones de dólares en 2012.

Veamos por qué le convenía tener este as en la manga.

→ Te puede interesar: ¿Cómo elegir las mejores redes sociales para vender productos?

El fiasco de Facebook Shopping

Facebook continúa siendo el líder de redes sociales, y es la más usada con 2,41 mil millones de usuarios activos al mes (según datos de Statista a fecha de julio de 2019).

Por su parte, Instagram ocupa la sexta posición como red social de fotografía más usada en todo el planeta. Pero había otro motivo para que a Facebook le conviniera comprarla.

Mientras Instagram daba sus primeros pasos, Facebook lanzó Facebook Shopping para introducir la experiencia ecommerce en la red social. Pero Facebook Shopping entró en decadencia desde 2012, año en que muchos comerciantes y marcas comenzaron a cerrar sus tiendas en la app ante la baja rentabilidad del medio (bajas conversiones frente a elevados costes de mantenimiento), como Gap, J.C. Penney o Nordstrom.

 

Vender productos en Facebook Shopping
Un ejemplo de integración de AR y compra en Facebook Shopping

 

Parecía el fin del ‘f-commerce’, aunque Facebook seguía intentándolo con iniciativas como Facebook Gifts, que cerró en 2014, botones de compra directa y chatbots que podrían almacenar los datos de pago del usuario.

Al igual que Twitter, que también probó sin éxito los botones de ‘Compra’, Facebook no había nacido como extensión de ecommerce. Instagram tampoco, pero su naturaleza visual la hacía mejor candidata para experimentar una transformación progresiva y natural. Facebook había resultado útil para dar a conocer promociones, no para vender.

En los últimos años ha crecido en Instagram el número de anunciantes y las normas cambian sin previo aviso ni una idea clara acerca de qué algoritmos aplica realmente la red. ¿Muestra solo posts de cuentas a las que el usuario da ‘like’? ¿O cuentas con un gran número de seguidores? A pesar de las incógnitas, la comunidad sigue ahí, y sigue creciendo. Las dudas son menos fuertes que el FOMO.

Te puede interesar: Las mejores herramientas de marketing para redes sociales

Los influencers en Instagram y su viralidad entre los seguidores

Tanto Facebook como Instagram defienden que quieren diferenciar muy bien el contenido original del contenido de pago o ‘branded content’.

La realidad es que en Instagram los anuncios se mimetizan con el contenido no promocional, ya que siguen el mismo formato de cualquier otra publicación y resultan indistinguibles e imposibles de ocultar (algo que sí se puede hacer en Stories).

El usuario puede indicar qué anuncios le gustan y cuáles no, pero siempre seguirá recibiendo anuncios en su feed.

Esto, tan incómodo para el usuario, es una enorme ventaja para vendedores y marcas. Posicionarse y darse a conocer a través de Instagram es fácil, barato y rápido. Seguir a personas famosas o inspiradoras es el principal motivo de uso de Instagram, y la gran herramienta son los posts promocionales que muestran un producto o servicio a la comunidad.

 

Vender en Instagram con influencer
Ejemplo de post promocional de la influencer Chiara Ferragni en Instagram

 

Cómo colabora una marca con influencers

Colaborar con un influencer puede ser gratis o bastante caro, en función de su popularidad y caché. No todo el mundo puede pagar a Beyoncé: un pequeño influencer puede ejercer gran influencia en un nicho concreto: todo depende del tipo de producto y de cumplir con las reglas de la red.

  • Usar los hashtags #ad #sponsored y #spon de forma obligatoria, tanto en el texto de un post como en etiquetas en los Stories.
  • Los influencers deben declarar en sus ajustes la opción ‘partner de negocio’, tanto en fotos como en Stories, que avisa a los usuarios de que el post ha sido promocionado por una marca o anunciante.
  • Opción de aprobación de ‘partner’ que protege a las marcas, para evitar los famosos y crecientes casos de publicaciones fraudulentas (influencers aspirantes que promocionan falsos acuerdos con productos).

La oportunidad es gigante para las marcas, que llegan a nuevas audiencias y reciben el respaldo de un influencer que inspira confianza y credibilidad a la comunidad, y también para los propios influencers, que reafirman su importancia mediante este tipo de colaboraciones.

 

Vender en Instagram en imágenes
Ejemplo de imagen shoppable en Instagram

 

El poder del tagging en las imágenes de la red social

Dar a conocer productos en Instagram es más que influencers. El símbolo de una bolsa de compra en fotos de la red marca la posibilidad de interactuar con una tienda online.

Es aquí donde empieza el auténtico poder ecommerce de Instagram, gracias al etiquetado o tagging.

  • Mejor experiencia de usuario: El descubrimiento de productos es más interactivo con datos de producto de un vistazo.
  • Catálogo enriquecido: Posibilidad de etiquetar varios productos en una sola imagen.
  • Integración omnicanal: Instagram atrae tráfico hacia otros canales (con opción ‘Ver website’). En una publicación basta el nombre, precio (o precio en promoción destacado en azul) y foto: los imprescindibles de una ficha de producto perfecta. También puedes destacar una galería de Instagram en tu web, bien de tu feed o de posts donde otros te han etiquetado.
  • Pago instantáneo: El usuario puede consultar detalles, guardar y comprar en pocos pasos.
  • Inspiración: El producto entra más por los ojos al verlo en una instantánea ‘real’, mientras alguien lo usa o lo luce, y siguiendo sus líneas estéticas favoritas y no solo de típico catálogo web.
  • Descubrimiento: Los hashtags hacen fácil descubrir contenidos relacionados y las marcas encuentran cientos de posibilidades para aparecer en resultados de búsqueda.
  • USG: O ‘user generated content’, contenido de otros usuarios mostrando tus productos, lo que crea comunidad y permite a las marcas emplear contenido gratuito.

 

Vender productos en Instagram
Ejemplo de repost de contenido de usuario en Instagram

 

Comprar a un clic en Instagram

La clave del triunfo de Instagram como experiencia ecommerce es un marco para crear contenido consistente y eliminar las barreras del proceso de compra.

Maneras de comprar y vender de manera instantánea en Instagram:

  • Compra nativa: La capacidad de comprar sin salir de la app, con imágenes ‘shoppables’.
  • Tienda nativa: En el perfil principal de negocios se puede marcar una pestaña de ‘Tienda’ junto a ‘email’ o ‘teléfono’.
  • Upsell: Cada imagen puede aparecer relacionada con otros 9 posts similares de la marca para que el usuario siga descubriendo… y comprando.
  • Formato anuncio de colección: Muestra un escaparate de productos.
  • Carrusel dinámico o stories de vídeo: Con la opción de deslizar para ‘Ver más’ en una web sin abandonar la app.

 

Vender en Instagram Stories
Ejemplo de Instagram Stories con promoción de compra

 

Claves para vender con éxito en Instagram

  • Objetivo definido: Las publicaciones pueden orientarse a potenciar ventas directas o  a llevar tráfico a la web. De esto dependerán tanto el tipo de publicaciones como los KPIs para medir el rendimiento.
  • Perfil de audiencia definido: Y dónde encontrarla (comunidades, búsquedas vinculadas a hashtags, grupos, influencers, cuentas más seguidas por nicho…).
  • Contenido: Puede ser efímero y muy atado a tendencias y actualidad (para audiencias jóvenes), o más inspirador con temas más culturales y sociales, como hace Lucy & Yak.
  • Fotografías de alta calidad: De tipo catálogo, que muestren claramente el producto en ambiente, modelo, detalle, gifs o vídeos…

Y, por descontado… mantenerse al día.

Las tendencias en Instagram cambian continuamente y es vital conocer el comportamiento y preferencias de la audiencia objetivo. Y contar con una gestión de información de producto automatizada que permite enviar contenido de catálogo de calidad y actualizado a Instagram y cualquier otra plataforma de ventas.

¿Aún no conoces este tipo de software y estás pensando en vender en Instagram? Prueba el PIM de Sales Layer gratis durante 30 días y dale 'like' a la gestión de catálogo más flexible.

 

Guía para convertirte en un gigante de los marketplaces

Articulos relacionados

estrategia-ecommerce-espana
Actualidad

Cómo aprovechar el boom del ecommerce y potenciar tus ventas online

Consejos para tu estrategia de ecommerce en España.

logistica-ecommerce
Actualidad

La logística como nuevo valor en ecommerce

La automatización de la logística gana fuerza en ecommerce.

jony-ive-apple-watch
Actualidad

Jony Ive abandona Apple: Cuando la persona es el producto

Jony Ive abandona su puesto en Apple como jefe de diseño de sus productos.