<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=900067807144166&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

El auge del ecommerce de proximidad

En un panorama donde los envíos internacionales se han visto ralentizados y la logística entre almacenes y centros de distribución de distintos países se enfrenta a nuevos protocolos de control y cierres de fronteras, lo cercano parece la solución.

Así ha sido para muchos compradores, en parte forzados pero también cada vez más convencidos de comprar local. Y también para fabricantes y vendedores que empiezan a cuestionar su modelo de producción deslocalizado. Apostar por fábricas y distribuidores regionales podría aliviar los problemas de dependencia de materias primas y mano de obra extranjera, a la vez que contribuye a impulsar las economías locales, siempre las más afectadas por las crisis.

 

Descubre tecnología PIM

 

En realidad, decir ecommerce de proximidad parece una paradoja: por definición, cualquier ecommerce es próximo, pues pone productos al alcance de cualquier pantalla en cualquier lugar del mundo. Pero el ecommerce de proximidad que está saliendo reforzado durante esta época tiene un sentido más clásico: los comercios y marcas locales y nacionales que están encontrando en el canal digital su nuevo expositor.

Y cada vez más consumidores están pendientes de lo que aparece en él.

Comercio digital: el problema y la solución

Desde hace años, la Confederación Española de Comercio (CEC) viene avisando de que la brecha digital entre las grandes empresas y las pymes es un problema para que estas últimas puedan afrontar crisis en las que los usuarios dependen de las compras digitales.

Por un lado, hoy el escenario es más favorable al ecommerce de proximidad que nunca. Por otro, las ventas online también se han convertido en el enemigo del comercio local, incapaz de competir por ausencia (la mayoría de estos negocios no tienen tienda online) como por carencias (la dificultad de posicionar una marca o empresa pequeña en una red saturada por gigantes como Amazon).

Sin embargo, el ecommerce es un buen aliado tanto para vendedores que han visto cerradas sus tiendas como para marcas y distribuidores que han perdido sus canales habituales (como el sector restauración) y han tenido que pasar a un modelo D2C o de venta directa al consumidor final para sobrevivir.

Y el fabricante o vendedor local no tiene por qué actuar a solas. También existen iniciativas de comunidad online creadas con este nicho en mente: en 2019 Correos lanzó Correos Market, un marketplace que reúne a más de 300 vendedores del ámbito rural.

 

 

La gran duda: ¿es posible vender online y no morir aplastado por Amazon?

Razones para que las pymes apuesten por el ecommerce

Limitación de espacio en tienda

Las medidas de seguridad impuestas a raíz de la pandemia del covid afectan de forma especial al pequeño comercio. Como suelen ser tiendas pequeñas, su aforo se ve limitado a muy pocos clientes, incluso una sola persona. Al margen de su clientela más fiel, las visitas se reducirán, pues muchas personas no quieren hacer cola. Las ventas online se convierten en un excelente canal de ingresos paralelo, sin límites de aforo.

Consulta de todo el catálogo

También sucede el caso opuesto, que alguien desee comprar en tienda, pero pudiendo contrastar primero el stock y el catálogo. Ir de tiendas ha dejado de ser una actividad de ocio tan común y cómoda como antes, de manera que los consumidores prefieren tener una idea más clara de qué ofrece cada tienda y comparar opciones locales o marcas nacionales. Un perfil de Instagram no es suficiente: los usuarios quieren conocer precios, detalles y aplicar zoom en las fotografías.

 

Montar un ecommerce local Ego Galego
Tienda online de un comercio especializado en productos gallegos

 

Más catálogo y menos stock

Las pymes podrán aprovechar las ventajas del dropshipping para sus ventas en ecommerce. Este sistema se basa en que un cliente hace una compra en una tienda y ésta solicita a un distribuidor que envíe los productos al cliente. Así se evita un gran problema de los negocios pequeños: la falta de espacio para almacén y la acumulación de stock que no consiguen vender.

Te interesa: cómo deshacerte de stock acumulado en tu tienda

Envíos a domicilio

Muchos consumidores continúan dependiendo de que sus compras les lleguen a casa, por comodidad o seguridad. ¿Para qué seleccionarlas en la tienda física si se puede ordenar todo desde casa? Además, es un servicio asumible para pymes, porque los gastos de envío locales o regionales suelen tener un coste muy bajo.

Por esto es importante que los comerciantes apuesten por una integración total, ya que muchas tiendas afirman tener página web, pero sin opción de consulta de catálogo y compras online incorporada.

Elige bien: cómo contratar tu empresa de mensajería para ecommerce

Target fácil de estudiar

Si te propones vender online a todo el mundo o a adolescentes de Asia, lo tendrás mucho más complicado para identificar qué productos encajarán mejor con tu audiencia y a través de qué canales.

Un target local o regional es mucho más fácil de identificar y conocer. Es sencillo deducir tendencias a través de datos demográficos y también resulta mucho más viable aplicar estudios o adaptar campañas de anuncios online con resultados más rápidos.

Más valor al producto local

Preocupación por comer y vivir de forma saludable y por el futuro de las personas más cercanas. Aunque la crisis sea global, lo que más afecta a los consumidores son los impactos próximos. Apostar por lo de aquí puede deberse a algunos nuevos prejuicios hacia productos importados, pero a nivel económico parece más lógico, de confianza, solidario y, además, barato.

Los grandes comercios y cadenas siempre llamarán más la atención con sus agresivas estrategias de precios, pero el comercio local tiene un punto fuerte: la atención del público. Según un estudio de mentta, 1 de cada 4 consumidores se fija en el origen de los alimentos que compra, y mientras el el 65% de los consumidores de todo el mundo prefiere comprar productos fabricados en su país de origen, el 73% de los españoles apuesta por el consumo local.

A través del ecommerce, las tiendas pueden agregarle el valor de la conveniencia y de poner a disposición del comprador una opción mejor en la puerta de casa.

Es tendencia: ventas de productos orgánicos en ecommerce

Google Guaranteed: el sello de calidad del ecommerce de proximidad

 

Posicionar tienda local en Google Guaranteed

 

Parece un gigante en contra de cualquier negocio pequeño, pero por suerte Google acaba de poner en marcha una función que ayuda a tiendas y fabricantes locales a dar el salto al ecommerce y el posicionamiento online.

Su nueva iniciativa se llama Google Guaranteed, y consiste en destacar comercios y empresas locales con un sello de certificación. Para conseguirlo, hay que pagar una tasa mensual de 50 dólares, pero a cambio les ofrece más exposición en búsquedas locales a través de Google, Google Shopping y Google Lens, además de en búsquedas de audio a través de Google Home o el asistente de Google.

El objetivo de Google Guaranteed no es tanto impulsar al pequeño comercio como proteger al consumidor certificando qué negocios son de confianza. Pero el efecto es el mismo: las pymes se ven reforzadas en el mayor motor de búsquedas de Internet, aunque es necesario pasar un proceso de análisis y aprobación por parte de Google.

Al ser un sello nuevo, todavía queda por ver si realmente tiene efectos positivos en los usuarios y convence a más compradores de confiar en tiendas con insignia de Google Guaranteed.

Conclusión: piensa a lo grande para ser local

Las pymes no tienen que conformarse con una posición peor en ecommerce, ni creer que las herramientas para vender online están sólo al alcance de grandes presupuestos.

El punto de partida más importante para cualquier salto digital es tener el catálogo actualizado y centralizado. De esta forma es más fácil mantener en orden la información de los productos y el stock, y está siempre lista para conectarla a una tienda online, plataforma de ecommerce o marketplace.

Prueba gratis el PIM de Sales Layer, la tecnología que se adapta a cualquier tamaño y sector de empresa, y benefíciate de acceso a servicios como el conector de Google Manufacturer y Google Shopping, para que tus productos destaquen más con contenido de calidad. Descubre que para crecer en el ámbito pequeño hay que pensar (y actuar) como los grandes.

 

Guía de venta en Google Manufacturer

Artículos relacionados

Retos de venta en el sector del automóvil
Actualidad

Retos en el sector del automóvil: estrategias para la nueva normalidad

El sector de automoción necesita digitalizarse para afrontar la nueva demanda.

Estrategias de ventas online
Actualidad

Las últimas novedades en ventas online para refrescar tu estrategia

Los lanzamientos de funciones de ecommerce más interesantes para este año.

Qué son las criptomonedas
Actualidad

Criptomonedas en ecommerce: para qué servirán en el futuro

Qué son las criptomonedas y cómo utilizar pagos con dinero digital en ecommerce.