Posicionar, posicionar y posicionar. Bueno, y medir constantemente si ese posicionamiento está funcionando como queremos, claro.

En el post anterior te dábamos 7 consejos para conseguir situar en buena posición a tu tienda online, pero como éste es un tema que da mucho juego, hemos querido completar los consejos con un segundo post y 7 consejos más.

1. Optimiza los títulos de las fichas de producto

Cuando vendes productos de marcas conocidas que se pueden encontrar en otros e-commerce, es complicado ser original en los títulos y no coincidir con otros sitios. Ya sabes que la duplicación de textos es algo que los buscadores penalizan, de modo que has de conseguir que, en la medida de lo posible, tus títulos sean diferentes.

Una manera de diferenciarte puede ser que utilices las palabras que usan los usuarios para referirse a aquello que vendes. Esto además te ofrecerá buenos resultados porque te encontrarán más fácilmente.

Además de las palabras elegidas, también puedes tener en cuenta la estructura del título. Una que suele funcionar es Marca – Modelo – Tipo.

Por ejemplo:

Canon – EOS 100D – Cámara Réflex Digital
Apple – iPhone5 – Smartphone libre iOS (pantalla 4’’, cámara 8MP, 32GB, Dual-Core 1.3 GHz, 1GB RAM) blanco

Si cuentas con una plataforma PIM (Product Information Management), una vez hecho el trabajo no tendrás que replicarlo en todos los canales online donde tengas presencia, ya que desde esta plataforma de Gestión de Información de Producto puedes actualizar todos a la vez, desde tu tienda online hasta los marketplace, e incluso tu propio catálogo.

Si no quieres replicar exactamente los mismos titulares, para evitar esa duplicidad que tan poco le gusta a Google, desde tu propia plataforma de gestión también podrás realizar las matizaciones oportunas en todos los canales de venta, sin tener que ir de aquí para allá.

Tener una presencia online idónea no está reñido con una buena gestión de tus recursos y tu tiempo.

2. No elimines las páginas de productos obsoletos

ERROR 301

Cuando un producto no sale más a la venta, no elimines la página web que lo mostraba. Esa página ha estado posicionándose durante un periodo de tiempo y si la eliminas, estarás lanzando a la basura todo el trabajo previo. También puede ocurrir que alguien tenga la página en favoritos, y que cuando quiera regresar a ella lo único que encuentre sea un mensaje de error.

Nuestra recomendación es que, en lugar de eliminar la página, utilices una redirección 301 a otro producto, que puede ser el nuevo modelo del producto descatalogado, o un producto similar al que existía en su momento. Si no se da ninguno de estos casos, la redirección puede ir a la home o a la sección que recoja este tipo de productos, por si el usuario quiere explorar nuevas opciones.

3. Productos deseados, pero que aún no has recibido

Por cuestiones de marketing, algunas marcas anuncian la llegada al mercado de sus productos bastante antes de que estos lleguen a los puntos de venta (físicos o virtuales). Esto motiva que algunas personas estén deseosas de adquirirlos y buscarán por cielo y tierra hasta encontrarlos. ¿Por qué no aprovechar la situación?

Es verdad, aún no tienes el producto, pero sí puedes crear su ficha, informando de la fecha en la que saldrá a la venta e incluso incorporando una lista de espera donde la gente pueda ir suscribiéndose para poderles avisar cuando el producto, por fin, salga a la venta. Así utilizaremos el tráfico que generen estos clientes prematuros y podremos lograr ventas cuando finalmente dispongamos del producto. De otro modo, el cliente se irá a otra página a seguir buscando, y recuperar esa visita quizá sea imposible.

4. Utiliza la fuerza de las redes sociales

REDES ECOMMERCESi en el anterior post sobre SEO te hablábamos de la fuerza que tienen las reseñas, no son menos importantes las opiniones que los usuarios lanzan a través de las redes sociales.

Instagram, Facebook, Twitter, Pinterest, los +1 de Google+… todas estas herramientas sociales también te ayudarán a dinamizar tus páginas de productos y serán los propios usuarios los que contribuirán de manera altruista a generar contenido.

También puedes incentivar a tus clientes para que el movimiento a través de redes sea mayor. Por ejemplo, ofreciéndoles un descuento en su próxima compra si comparten una fotografía utilizando el producto que han adquirido en tu tienda online, obviamente haciendo referencia a tu site o utilizando un hashtag propio, para que la foto no se pierda en el ciberespacio y otros usuarios encuentren la relación entre esa imagen y tu portal de venta online.

5. No se lo pongas fácil a Google y complicadísimo a tu buscador interno

La obsesión que debemos tener con que Google nos encuentre ha de estar al mismo nivel que el interés que pongamos en el buscador interno. El papel que tienen estos buscadores es de vital importancia, así que no hay que subestimarlo.

Además de ayudar a tus usuarios a encontrar los productos que buscan, puedes sacarle mucho partido a esas búsquedas, por ejemplo, puedes ver qué términos emplean para buscar determinados productos, lo que te ofrecerá una mina de nuevas keywords.

También puedes detectar qué es lo que la gente busca más y emplear esa información para poner esos productos en lugares más llamativos de tu página, como la home o en alguna sección de ‘productos destacados’.

6. Optimiza tu tienda online para dispositivos móviles

El tráfico desde dispositivos móviles es cada vez mayor, es algo que no podemos obviar, de modo que optimizar tu tienda online a este tipo de soportes es prioritario.

Si haces todo lo que te hemos propuesto para mejorar el SEO de tu e-commerce, ¡seguro que te encuentran! Pero si el usuario navega desde un móvil y tu web no está preparada para esta tecnología, no se sentirá cómodo, posiblemente hasta se sentirá inseguro de realizar la transacción, y finalmente abandonará.

7. No te relajes: con el SEO no hay descanso que valga

Es así. Lo que hoy está implementado, en unas semanas o meses puede no estarlo. Las tendencias cambian, y lo que en un momento determinado funcionaba, o pensábamos que podía funcionar, puede dejar de ser útil.

Comprueba periódicamente a través de Google Analytics cómo están funcionando las visitas a tu e-commerce. Analiza su comportamiento, por ejemplo, desde dónde entran (buscadores, redes sociales, campañas de AdWords…) y cómo se comportan: si encuentran lo que buscan, cómo se mueven por las distintas páginas, el ratio de abandonos… Una vez tengas los datos, trata de analizar las razones que les llevan a comprar o a no hacerlo para enmendar o reforzar las distintas situaciones.

Y sobre todo, no te olvides de la regla número uno. No todo ha de girar en torno al SEO, porque a quien de verdad te diriges es a personas. La usabilidad del sitio ha de ser una de tus prioridades, para que el usuario se sienta cómodo, y sobre todo seguro, a la hora de realizar sus compras en tu e-commerce. Esa será la principal garantía para generar una red de clientes fieles, y esa fidelidad es lo que de verdad le gusta a Google.

 

PIM - DEMO - SALES LAYER

Articulos relacionados

ecommerce
Ecommerce Marketing

Tendencias en e-commerce en 2019

Oportunidades y nichos emergentes en e-commerce 2019.

software e-commerce
Ecommerce Marketing

7 razones por las que debes utilizar un software de gestión para e-commerce

Descubre las ventajas de utilizar un software de gestión para tu e-commerce.

blog-61
Ecommerce Marketing

Las claves y tendencias de diseño web para e-commerce

Claves imprescindibles en diseño de web, app y ficha de producto en e-commerce.