<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=900067807144166&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

¿Estás aprovechando las ventajas de Internet y las plataformas móviles para llegar a más clientes? ¿Sabes cómo enfocar tu información de producto para la venta?

Hasta ahora, para vender productos, las empresas se han basado en exposiciones físicas en tiendas y ferias comerciales, y kilos de catálogos en papel bajo el brazo de un comercial. Con la llegada del mundo digital, han aparecido nuevos soportes y canales de venta, y en ellos las reglas han cambiado. 

Si quieres vender utilizando las nuevas tecnologías, tu información de producto debe estar optimizada para transmitir todos los valores de tus productos sin la ayuda de los recursos tradicionales. Aunque es un concepto que todavía está por definir y es poco conocido, personas como Juan Macías han empezado a denominarlo como Catalog Curation.

A continuación os mostramos 5 claves para que puedas conseguir que tu información de producto esté orientada a la venta y te genere los mejores resultados.

1. Ofrece todos los detalles

Como usuarios, estamos acostumbrados a recibir hasta el último detalle de cada cosa que nos interesa y queremos conocer la experiencia completa.

Por este motivo, es importante que le pongas fácil al usuario acceder a toda la información relativa al producto que está visualizando. Cada usuario es diferente, así que cada uno estará buscando características o detalles que le resulten de especial interés.

Por ejemplo, si vendes alimentos orgánicos, seguramente la información que busque un consumidor final, un chef de un restaurante o un nutricionista sea muy distinta.

2. Cuida tus imágenes, dale vida a tu producto

Las imágenes de producto son el primer elemento que verá un usuario y el motivo por el que leerán o no el resto de la información. Es por eso que tienen una especial importancia para llamar la atención del usuario.

En el medio virtual, no cuentas con una exposición física de los productos. Por tanto, las imágenes deben mostrar por sí solas valores como la textura, calidad, color o calidez. Trabajar las imágenes y retocarlas es una de las tareas más importantes de catalog curation.

3. Actualiza constantemente

Como sabrás, los ciclos de vida de los productos se van acortando cada vez más, y esto hace que las actualizaciones en la información tengan que ser más frecuentes.

Si estás ofreciendo tu información de producto en varios canales, es importante que utilices una herramienta para centralizar la información de producto en un único lugar y sincronizarla después en todos los dispositivos a la vez, para no tener que estar replicando los cambios en cada canal. No permitas que la realidad multiplataforma complique tu gestión de catálogos.

4. Agrega contenido de tus clientes

Para hacer creíble todo lo que dices sobre tus productos, deja que sean personas normales (tus clientes) las que lo hagan; haz que tu catálogo de productos sea más social. Para ello, pídeles que te envíen fotos utilizando tus productos.

Si quieres automatizar este proceso, puedes utilizar Olapic para rastrear los medios sociales en busca de usuarios fotografiando y hablando de tus productos.

Por ejemplo, si en tu empresa vendes muebles, pídele fotos a tus clientes de cómo han quedado sus espacios utilizando tus productos y muéstralo en la ficha de producto de aquellos muebles que aparezcan en la foto.

5. Hazla multidioma

Desde el primer día que utilices Internet y aplicaciones móviles para mostrar o vender tus productos, tu negocio es internacional, está a un click del cliente, esté donde esté.

No hay mejor manera de llegar a tus clientes de otros países que hablar su idioma; cuantos más idiomas, más conectarás con ellos y más te podrás posicionar en buscadores con palabras clave utilizadas en otros países.

Por ejemplo, si vendes colchones y tienes tu catálogo disponible en varios idiomas, atraerás personas que en buscadores han introducido mattress, matelas, materasso, matratze… y no sólo a las que han introducido colchón.

6. Resalta las ventajas/diferencias de tu producto respecto al resto

Seguramente hayas estudiado en mayor o menor medida a tu competencia y tendrás claras las diferencias y los puntos fuertes/débiles de tus productos respecto a los de tu competencia. En ese caso, destaca estas diferencias y explícalas claramente en tu ficha de producto.

Por ejemplo, si vendes ropa de bebé fabricada en un algodón especial que no produce alergias, recuerda hacer especial hincapié en esta característica diferencial que atraerá la atención y las búsquedas de padres con hijos con alergias a algunos materiales textiles.

7. Ponlo fácil para comunicar fallos

Cuando gestionas miles de referencias y productos, es una cuestión estadística que contenga un buen número de fallos: contenido que no aparece, errores tipográficos, referencias mal ubicadas, texto sin traducir, imágenes que no se ven…

Si esta tarea se la encargas únicamente a tu departamento de marketing, no conseguirás eliminar los fallos demasiado, así que permite que las personas que visitan a menudo tus fichas de producto, como agentes comerciales o clientes, te puedan reportar los fallos que van encontrando. Permítelo y pónselo fácil.

 

PIM - DEMO - SALES LAYER

Artículos relacionados

Ilustración de hámster corriendo en una rueda en una ventana de navegador online
Ecommerce marketing

La importancia de optimizar el WPO en tu comercio electrónico

Qué es el Web Performance Optimization y cómo afecta a tu web de ecommerce

Un árbitro sosteniendo una tarjeta verde en alto
Ecommerce marketing

Qué es el lead scoring y cómo puede ayudarte a aumentar las ventas

Cómo aplicar lead scoring y calificar a tus clientes potenciales.

Ilustración de un rollo de texto ilegible muy largo que sale fuera de la pantalla
Ecommerce marketing

Qué es el Largest Contentful Paint y cómo mejorarlo en tu web

Prácticas para que Google valore la velocidad de carga de tu web de ecommerce.