<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=291101398075662&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

La venta de productos online crece año a año de manera casi exponencial en el mundo. La cifras de consumidores que recurren a los e-commerce de manera habitual en 2019 es de 1,92 mil millones de acuerdo con los datos de Statista, y hoy casi 14 de cada 100 compras realizadas en retail corresponden ya a ventas en comercio electrónico. La previsión es que esa cifra llegue hasta las 95 de cada 100 compras en el año 2040. En España, el Estudio Anual de eCommerce 2018 de IAB Spain indica que cerca de 19,4 millones de personas son compradores online.

Que uno de los factores que inciden directamente en el hábito de compra es la presentación del producto es algo conocido desde los primeros tiempos del intercambio comercial. En e-commerce, sin embargo, el catálogo virtual no solo desempeña un papel clave mostrando los distintos productos, sino que también es una herramienta directa de compra, por lo que conseguir un catálogo virtual consistente, ágil, coherente con la imagen de marca, completo y sin errores ni omisiones de contenido se convierte en esencial.

→ Te puede interesar: Cómo hacer un catálogo de productos

¿Qué es un catálogo virtual?

El catálogo virtual es la principal herramienta con la que cuenta todo e-commerce para mostrar sus productos a los consumidores. Se trata de un muestrario de productos con sus correspondientes imágenes, vídeos, características y precios. Con un catálogo virtual, nuestro negocio de comercio electrónico ofrece información sobre los productos durante las 24 horas del día, los 7 días de la semana, a un público mundial, que puede consultarlo desde cualquier tipo de dispositivo conectado a Internet.

Un catálogo virtual es también un apoyo para posibles presentaciones comerciales y un medio publicitario para nuestro e-commerce.

“Mediante un software de Product Information Management o PIM se puede abordar la tarea compleja de ‘subir’ los productos al catálogo virtual, automatizando los procesos, integrando otros programas, actualizando los contenidos cuando es necesario y facilitando una rapidez en su gestión difícil de lograr de una forma manual.”

→ Deja atrás tus dudas: Descubre qué es un PIM y por qué tu equipo de marking lo necesita

7 elementos con los que cada catálogo virtual debe contar

1. Atracción

Parece obvio, pero conseguir que nuestro catálogo de venta online resulte atractivo implica muchos aspectos. Para empezar, necesitamos un diseño ordenado, con la información justa como para informar sin llegar a distraer o a saturar. Cada producto debe contar con las suficientes imágenes como para que el cliente pueda contemplarlo desde varios puntos de vista, que esas imágenes admitan la opción de realizar un zoom sobre ellas y que cuenten con la mayor resolución posible. Los catálogos que combinan imágenes de los productos con un pequeño vídeo de éstos están ganando presencia, y resultan una opción muy atractiva.

2. Exhaustividad

Crear un catalogo virtual implica realizar un detallado inventario de los productos de nuestro e-commerce, y del estado de cada uno; unidades, tallas, unidades disponibles, unidades descatalogadas, etc. Por otra parte, un catálogo virtual exhaustivo es aquel que detalla todas las características de cada producto, desde el precio hasta las dimensiones, pasando por su descripción o la información sobre el fabricante.

3. Extensión

A diferencia de los catálogos físicos, los virtuales pueden ser todo lo extensos que sea necesario sin que por ello se incrementen los costes de impresión, distribución, etc. Antes, los consumidores no podían conocer todo el surtido de productos ni las variantes de cada uno (por ejemplo en colores), algo que ahora sí pueden consultar.

→ Marketer, atención: Consigue catálogos de 10 con esta guía

4. Flexibilidad

Un error en un precio, una errata en una descripción… las incidencias de este tipo en los catálogos impresos tenían un alto coste que se puede evitar con un catálogo virtual que permita una edición sencilla y rápida. Con un software PIM pueden corregirse de inmediato errores, pero no solo eso, sino que pueden actualizarse precios y unidades a la venta o incorporarse novedades de manera constante.

5. Practicidad

¿Qué es un catálogo virtual práctico? No solo aquel que facilita la visualización de los productos disponibles para la venta, sino también aquél que permite la compra directa de los productos desde él. En este concepto inciden también el diseño y la rapidez de carga del propio catálogo, así como las facilidades dentro del proceso de compra.

→ No te lo pierdas: Herramientas de Catalog Management que te facilitarán el trabajo

6. Interacción

Si ir de ‘shopping’ es una experiencia de entretenimiento más, también debe serlo la consulta de catálogos online. Buena parte de esa diversión proviene de la posibilidad de compartir con otras personas, tanto en las redes sociales como vía e-mail, los productos en los que un consumidor está interesado o los que ya ha adquirido.

7. Análisis

Conocer los hábitos de comportamiento de nuestros potenciales compradores y de nuestros clientes cuando observan nuestros productos es una información valiosa que se puede obtener gracias a un catálogo virtual. Gracias a este ingrediente podemos responder a preguntas como desde qué dispositivo acceden, a qué hora del día realizan sus visitas o cuántas veces consultan los productos antes de adquirirlos.

→ Los mejores 5 sistemas de Catalog Management

La automatización: clave a la hora de crear un catálogo online

Automatizar la creación de un catálogo online mediante una herramienta PIM permite ahorrar una importante cantidad de tiempo y, además, evitar los inevitables errores que implica esta tarea, como repeticiones, erratas, etc. Pero es que, además, facilita la detección y corrección de esos fallos en bloque y en tiempo récord. La automatización de catálogos contribuye a un mejor diseño, haciendo uniforme la presentación de la información de cada producto en todos los dispositivos y plataformas.

→ Aún más: 7 beneficios de la automatización de catálogos

Crear un catalogo virtual mediante un software PIM permite elegir el diseño que resulte más acorde con nuestra marca y adaptarlo a distintos canales. También jerarquizar la información y el acceso a ella mediante la asignación de roles, o, por ejemplo, personalizar ofertas específicas, descuentos y promociones a países o clientes que acceden desde unos dispositivos concretos. Mediante esta herramienta se logra el doble objetivo de alcanzar a una audiencia mucho más amplia que con los catálogos en papel, con un coste mucho más bajo

¿Quieres comprobarlo? Solicita una demo gratuita de 30 días de nuestro PIM.

 

New Call-to-action

Articulos relacionados

best-catalog.jpg
Gestión de catálogos

Cómo hacer un catálogo de productos paso a paso

3 pasos imprescindibles para un buen diseño de catálogo online de productos.

catalogos-excel
Gestión de catálogos

Por qué NO hacer catálogos de productos con Excel

Descubre un software mejor que Excel para gestionar catálogos de productos.

girl-writing-transparent-board
Gestión de catálogos

Cómo conseguir una base de datos de productos de calidad sin morir en el intento

Las claves para construir una base de datos de producto eficaz.