<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=291101398075662&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Te vamos a dar el susto de tu vida, y sin disfrazarnos de Trump ni de vampiro: ¡ya toca prepararse para el Black Friday! ¿Que te parece demasiado pronto? En e-commerce, ya debes saber que los preparativos de una temporada viajan muy por delante de las fechas de lanzamiento.

El número de búsquedas sobre Black Friday arranca alrededor del 23 de octubre, para empezar a intensificarse entre el 30 y el 31 de octubre, hasta la fecha clave en noviembre. No temas empezar a planificar ya, mientras aprovechas para lanzar alguna campaña temática sobre Halloween si quieres ir practicando estrategias.

Para no llevarte más sustos ni dárselos a tus clientes mientras dejas a punto tu tienda online para que funcione a la perfección, te recordamos cuáles son los pasos indispensables para una campaña de otoño que triunfe por todo lo alto el día del Black Friday. Y te proporcionamos el disfraz al alcance de todos, nada de complicados cosplays exclusivos para empresas de élite: ahora un PIM es para todos los e-commerce y cualquier tipo de negocio (y siempre puedes comenzar por nuestro periodo de prueba).

Que no se confunda tu disfraz con dejadez, ¡quita las telarañas a tu catálogo y toma la delantera para la temporada con más ventas online del año!

banner-halloween-objetivo

Lo primero de todo es marcar tu meta de campaña. Cada objetivo requiere acciones diferentes, aunque pienses que todo irá bien si hasta ahora ha ido bien.

Quieres aumentar las ventas respecto al año anterior: estupendo, pero ¿cómo? Ponle números, así es más fácil medir cuánto debe crecer tu esfuerzo e inversión, qué acciones necesitas y contrastar tus previsiones con los resultados.

¿Cuál es el nicho más prometedor para ti o el reto pendiente? Puede ser un grupo demográfico, una zona geográfica, un tipo de producto que este año es tendencia o una apuesta nueva que quieres impulsar.

Tu objetivo de marketing también tendrá que orientarse a esos objetivos, y es mejor estudiarlo y prepararlo ya para empezar a lanzar bengalas nada más termine Halloween. En las compras online, ya no hay resacas, sólo una fiesta continua (como el famoso reto irlandés de los 12 pubs).

banner-halloween-campaña

Aborda tu siguiente etapa por fases: qué productos vas a potenciar en tu campaña de Black Friday, qué stock tienes y qué te hace falta. Hay que pensar tanto en lo tangible (tus productos, la red de distribución y los refuerzos de reparto que puedas necesitar para esas fechas) como en lo intangible: tu forma de promocionar el catálogo, la tienda online y los descuentos asociados al Black Friday.

Investiga el SEO de esa propuesta, porque cada temporada varían las tendencias y las búsquedas en Google. No te funcionarán las analíticas del año pasado, pero es que tampoco lo harían las de este verano.

Con los deberes hechos, ya puedes pasar a crear los contenidos visuales y gráficos: campañas de anuncios, newsletter, email, banners, pop ups, cupones, ilustraciones para redes sociales, blog, acuerdos con influencers, catálogo impreso

¿Vas a incorporar tendencias de e-commerce? Por ejemplo, ¿te imaginas ofrecer una app de realidad aumentada en la que el cliente puede probar cómo queda algo… pero primero aparece un pequeño fantasma como broma de Halloween? ¿O vídeo o fotografías shoppable con influencers de tu nicho, o con algún material propio si tienes suficiente presupuesto? Piensa en qué sensación e imagen quieres que se asocie con tu marca, y en qué canales está más presente tu audiencia (según la edad y el poder adquisitivo).

Por último, sólo te queda programar las fechas y las horas, estudiar si vas a concentrar tu esfuerzo de ventas en la exclusiva de un solo día o si vas a extender el Black Friday a todo el fin de semana (hasta el Cyber Monday). Y, muy importante, cómo vas a estudiar después el crecimiento de ventas y la satisfacción de compra durante esos días.

banner-halloween-pim

¿Cómo evitar que te des un atracón al rellenar fichas de producto y le salgan caries a tu catálogo, los horribles vacíos y errores de contenido?

No vuelvas a caer en la pérdida de tiempo de otros años o campañas. Planificar y automatizar la gestión de tu catálogo evita que vuelvas a dedicar tiempo a tareas menores. Puedes diferenciar qué es repetitivo y qué puede resolverse automáticamente, mientras dedicas el grueso del esfuerzo a lo nuevo.

Para conseguirlo, cualquier empresa con un volumen de catálogo ya considerable o creciente puede contar con un software de gestión de información de producto para tu catálogo. Es decir, un PIM, como Sales Layer. Con un PIM te libras de recopilar, ordenar y procesar la información de cada producto de catálogo a mano, y volver a añadir y sincronizar actualizaciones de última hora.

Si se agota algo antes o durante el día febril del Black Friday, aparecerá un aviso instantáneo y no tendrás clientes frustrados comprando algo que ya no tienes. Tendrás cientos de fichas y datos técnicos debidamente sincronizados, si sois ordenados con sistemas de compartir archivos y cada departamento tiene claro qué le corresponde.

Activa los permisos y pon un responsable al cargo de la información en cada departamento, para mantener orden y saber quiénes son los encargados de rellenar cada campo. ¡Sin intercambiarse Excels y perder campos por el camino!

Con tiempo suficiente de antelación, ten ya asignado tu equipo de fotografías de catálogo y de traductores, ya sea mediante servicios externos o equipo interno. Lo importante es cumplir fechas y delegar tareas coordinadas, para que todo llegue no a tiempo, sino antes.

Mantén un seguimiento de calidad de toda tu pirámide de trabajo sobre el catálogo de productos, desde cada campo, sección, canal y miembro del equipo, con herramientas como Quality Report.

Al final, sólo quedará la revisión del estado del catálogo online y los productos, si cada responsable de tarea ha dado el visto a todo y puede lanzarse la estrategia. Ya sea todo a la vez, a una hora abierta y anunciada al público, o por tandas, primero a clientes exclusivos o que hayan realizado cierta acción de registro o se hayan apuntado con un cupón limitado. El PIM se encarga de activar automáticamente en qué canales y países se pone a la venta cada producto.

banner-halloween-resultados

La calidad es lo que diferencia a todo negocio, pero nunca debes perder ripio sobre los números (de venta, de visitas, de compras completas y abandonadas, de devoluciones, de segundos de reacción de tu tienda online). Síguelos constantemente con tus herramientas favoritas. Hazlo antes de lanzar tu campaña de Halloween o Black Friday, para ver el interés generado poco a poco, y sigue analizando tus cifras durante la campaña y cuando termine, para comparar y extraer conclusiones.

No pasa nada si en tu campaña de Halloween o Black Friday hay una bajada de ventas: lo importante es que tengas toda la información y puedas analizar por qué ha sucedido y cómo corregirlo para la próxima ocasión… que está ya a la vuelta de la esquina… ¿Oyes la risa de Mariah Carey y los campanilleos?

 

Cesta perfecta eCommerce

Articulos relacionados

woman-looking-catalog
Consejos de ventas y marketing

La oficina es el nuevo supermercado | Hábitos de compra online desde el trabajo

Descubre cómo cada vez más consumidores compran online desde la oficina o trabajo.

shopping-basket
Consejos de ventas y marketing

Los secretos para que tus productos destaquen en Google Shopping

Consejos para posicionar mejor en Google con contenido de calidad.

blog-148
Consejos de ventas y marketing

Data governance: 7 curiosidades que debes saber

Consigue datos consistentes y de calidad con la estrategia adecuada.