BG-SalesLayer-Blog.jpg

Knowledge Pills

5 aptitudes clave que todo product manager debería tener

team-working-documents

Enfrentarse a la preparación y lanzamiento de un producto es un proceso muy parecido a una entrevista de trabajo. Con la diferencia de que, en este caso, todo transcurre en silencio.

A la hora de tener éxito en la asistencia de creación, diseño, promoción, distribución y venta de productos, el product manager debe mantener un diálogo constante con el producto para responder adecuadamente a las necesidades de cada etapa y a posibles crisis y problemas que surgen en el camino. ¿Estás al día en software tecnológico? ¿Te gusta trabajar en equipos grandes? ¿Sabes cómo se distribuyen los departamentos de una empresa de venta de productos? ¿Y cuáles son las fases principales en el ciclo de vida de un producto?

Entonces ya tienes mucho ganado para convertirte en un buen product manager. Ahora vamos a enseñarte cómo ser el mejor.

1. Empatía

Ser un gran product manager no significa saberlo todo sobre los productos y tendencias más punteras, ni manejar un lenguaje técnico muy especializado. (En realidad, todo eso también está fenomenal, ¡pero sin que ocupe todo tu diálogo!)

Los product managers que consiguen mejores resultados en el lanzamiento de los productos de los que se encargan son aquellos profesionales que, ante todo, saben escuchar. Tanto en el plano general como individual. Como hemos dicho antes, conversan con el producto diariamente, analizando sus características y evolución, y con el entorno, siendo capaces de distinguir cómo encaja el producto en el mercado y entre distintas audiencias y corrientes de opinión y compra.

Pero también es capaz de mirar hacia el interior del equipo: escucha las solicitudes y dudas de todos los participantes del equipo, sin discriminar a ningún departamento. Favorece la comunicación y no la rivalidad entre la gente de diseño y de programación, entre los miembros de marketing y los representantes de ventas. Adapta su lenguaje a cada situación y sabe que la mejor forma de trabajar es colaborativa.

Escuchar y saber cómo hablar a cada compañero es una de las habilidades de product manager esenciales para conseguir armonía entre todas las fases de lanzamiento de producto y ganar la confianza de todas las personas con las que trabajas. Parece una tontería, pero será tu principal fuente de ahorro de costes y pérdidas de tiempo en malentendidos, retrasos y riñas.

2. Comprensión analítica

Uno de los objetos de estudio más importantes para un product manager no es el producto, sino el cliente. En el proceso de venta de productos, es más exitoso adaptar el producto a la audiencia que intentar colocar un producto en un segmento de clientes determinado.

Mediante herramientas de análisis digital, es posible diferenciar patrones de conducta online de usuarios, rastrear el comportamiento en una página web o app, identificar qué elementos funcionan y cuáles no, qué búsquedas son más relevantes sobre un producto en cada época del año… En definitiva, obtener valiosa información para adaptar el producto y la forma en que es presentado y vendido al público, y posicionarlo en los canales y momentos idóneos.

Además, entre las habilidades de un product manager también se cuenta ‘espiar’ a la competencia y la audiencia. Siempre dentro de los límites legales: conocer qué hacen otras marcas que venden productos del mismo rango, qué tipo de campañas están llevando a cabo, y cuáles son las opiniones y quejas más habituales de los clientes objetivo.

Saber controlar presupuestos, realizar análisis financieros, medir los resultados de impacto online y en redes sociales, negociar con los distribuidores y prever cifras de ventas son otras aptitudes básicas de un product manager que suenan menos románticas, pero que consiguen una estrategia completa.

3. Conocimiento técnico

Aunque antes te hemos recomendado que no abuses de lucir tu sabiduría tecnológica, es importante tenerla. Controlar código informático y estar al día de los últimos avances de software y saber sugerirlos a la empresa y al departamento informático en los momentos clave puede suponer una gran ayuda para el día a día.

El objetivo primordial de un product manager es conocer y distinguir aquellos sistemas de software que faciliten la carga de tareas asociada a crear y vender un producto. La cantidad de personas y trabajos implicados es tan grande que sumar apoyo de software no será un capricho de moda, sino una auténtica necesidad.

El buen product manager se mantiene al día sobre software de automatización, que está siendo la gran revolución para el e-commerce (desde básicos para la empresa como un DAM para gestionar los materiales gráficos y audiovisuales, hasta sistemas de Product Content Management como un PIM que facilitan la  venta en canales como tiendas online y marketplaces y la creación de catálogos impresos y online).

Y aunque suene a algo del Paleolítico, controlar bien hojas de cálculo y documentos Excel es un gran paso para adentrarse en el lenguaje de productos de cualquier e-commerce o retailer, y poder manejar sin problemas software avanzado.

4. Probar, probar, probar

Un buen product manager sabe que ningún producto estupendo nace a la primera, ni se lanza al mercado tal y como fue ideado en la primera reunión.

Para un product manager es vital ejecutar recogida de datos de clientes mediante cuestionarios, presentaciones privadas y tests A/B. Lanzar un producto es un proceso muy caro y complejo que no puede hacerse a la ligera ni haciendo perder tiempo al departamento de IT con infinitas pruebas.

Los mockups han supuesto la salvación para el e-commerce y para los product managers que necesitan dar vueltas al diseño de un producto, a su presentación en distintos canales online y al lenguaje de marketing más acertado. Existen numerosas herramientas digitales que facilitan este trabajo sin necesidad de aptitudes complejas de diseño ni solicitar horas a los informáticos, y son un campo de pruebas valiosísimo para obtener datos de clientes potenciales, grupos demográficos sobre los que hay interés, y traspasar esa información a otros departamentos.

5. Controla el workflow

Entre tantos deberes, compañeros y departamentos (y más si se suma la colaboración con otras sedes si la empresa tiene una amplia red geográfica), un product manager puede acabar ensimismado. Y esa es la zona pantanosa que hay que evitar a toda costa.

Un product manager con buena capacidad de organización y liderazgo sabe qué herramientas emplear para diseñar el workframe y cómo vigilarlo en el día a día. Entre sus responsabilidades se halla repartir tareas, hacer seguimiento, marcar objetivos provisionales y el time-to-market deseable en el lanzamiento de un producto y de las campañas de marketing asociadas a él.

La tecnología facilita cada vez más que este seguimiento se desarrolle en tiempo real y en detalle, pero eso también puede sobrecargar de información. Por eso, aunque el product manager conozca el calendario de cada departamento, debe guiarse ante todo por el calendario general del producto y marcar una agenda firme sobre las revisiones de todas las tareas que se ramifican de él: gestión de campañas de anuncios, contenido, mailing, redes sociales, reuniones con representantes de ventas y distribuidores, diseño y modificaciones en canales online, compleción y enriquecimiento de datos según mercado, temporada del año…

Un sistema bien estudiado puede ahorrar los pozos en que caen miles de departamentos: reuniones superficiales y no en momentos de crisis o toma de decisiones, y horas perdidas en chats de Slack y en hilos de mensajes sin una jerarquía clara.

Tal vez hayas deducido de todo esto que para ser (o contratar) un buen product manager hay que buscar un estratega de venta de productos. Y en parte es así: un product manager tiene conocimiento de todas las áreas de la empresa, desde lo técnico y analítico hasta la contabilidad y el marketing. Pero, ante todo, un gran product manager es un profesional flexible, creativo, atento al detalle y con esa rara capacidad de conjugar lo numérico con lo emocional, la organización con la rápida adaptación a imprevistos.

PIM para principiantes

¡Suscríbete y recibe todos nuestros post!

Últimos Posts