<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=900067807144166&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

¿Es suficiente utilizar un CMS?

Un CMS o Content Management System es un software especializado en almacenar, crear y publicar contenido e imágenes, generalmente para una página web, y en crear workflows de trabajo sobre esos materiales.

Los CMS son herramientas muy valiosas para el marketing de una empresa, ya que permiten editar y publicar artículos, landing pages, correos electrónicos, campañas de anuncios y categorizar todos los assets relacionados con esas acciones.

Por supuesto, un fabricante o retailer con una web de ecommerce, un catálogo online o una página que presenta la marca necesita un CMS para controlar todo el contenido de forma organizada y siguiendo un historial útil para revisar modificaciones y agendar publicaciones de cara al futuro.

Pero aunque los productos necesitan un buen apoyo de marketing, un CMS no sirve específicamente para guardar, reunir y trabajar el contenido de catálogo.

 

Nueva llamada a la acción

 

¿Por qué necesitas un PIM con tu CMS?

Aquí es donde interviene el papel fundamental de un sistema PIM (Product Information Manager).

Muchas empresas, sobre todo pequeñas o con escasos recursos al empezar su estrategia digital, contratan primero un CMS para cuidar la apariencia pública de la marca en Internet, con una web, blog y redes sociales que reflejen fielmente el mensaje y espíritu de la marca y enganchen a su audiencia objetivo.

A la hora de vender productos, bajo esa apariencia la clave es que la información del catálogo sea buena, completa y correcta. Y eso sólo puede proporcionarlo un PIM.

El software PIM actúa como plataforma centralizada de todo el contenido de producto, convirtiéndose en la fuente de verdad para todas las personas y equipos que trabajan con datos del catálogo, y para todos los canales de venta. También otros sistemas relacionados que emplean contenido de producto en algún momento dado, como un CMS.

Por ejemplo, si el equipo de marketing quiere crear una landing page sobre una nueva colección, necesitará extraer datos de producto adecuados, y para ello lo más eficaz es confiar en un PIM y que éste se integre con el CMS.

 

Test para evaluar si necesitas un PIM

 

¿Qué tienen en común los sistemas CMS y PIM?

Como puedes ver, un PIM y un CMS son sistemas con objetivos muy distintos: el PIM se centra en la información de producto y el CMS en el contenido de marketing de una web, blog o redes sociales.

Sin embargo, los dos software trabajan bien en armonía y son tan útiles para una empresa porque comparten algunas tareas comunes:

  • Los dos almacenan archivos, como imágenes y documentos de texto.
  • Los sistemas más modernos se basan en una interfaz muy amigable y fácil de entender.
  • Los procesos de implementación son rápidos y el entrenamiento es muy ágil para cualquier perfil.
  • Incluyen workflows que aceleran el trabajo y evitan errores y malentendidos.
  • Guardan historiales de modificaciones para poder recuperar versiones previas.
  • Pueden conectarse con otros sistemas para crear una red de trabajo e intercambio de datos en la empresa más fiable y eficaz.

Razones para integrar un CMS y un PIM

Utilizar sólo un sistema CMS para guardar y editar contenido de producto es una decisión muy limitada que sólo le funciona a empresas que venden poquísimos productos.

En lugar de emplear cientos de caóticos documentos de Excel para tu información de producto, y un sofisticado CMS para tu web, integra un PIM para tratar tu catálogo como se merece y acceder a muchas más ventajas.

Ganarás en contenido relacionado

El problema de un CMS es que si guardas todo el contenido de producto sería muy difícil marcar relaciones entre productos, en base a subcategorías y categorías.

Un sistema PIM permite crear una arquitectura de catálogo mucho más clara para trabajar, enviar los datos a otros canales, y localizar productos rápidamente, incluso aunque contengas miles de variantes.

Además, en caso de que una marca tenga varias páginas web que ofrecen colecciones diferentes o se orientan a públicos distintos (por ejemplo, una tienda B2B y otra B2C), tener todo el catálogo organizado en el PIM hace más seguro y rápido enviar los datos adecuados a cada página, sin duplicar trabajo y revisiones.

 

Teka case study

 

Puedes escalar más rápido

Al repartir el trabajo de forma eficiente entre sistemas realmente pensados para su función, es más ágil emprender acciones sobre el contenido de producto y el contenido de marketing.

Además de poder interrelacionarse y lanzar nuevos materiales más rápido, pues al tener toda la información de producto debidamente actualizada en el PIM, los lanzamientos se aceleran y el equipo puede preparar y publicar contenido promocional más preciso y en menos tiempo.

Enriqueces contenido en todas tus acciones

Como un sistema PIM sirve para detectar errores en tu información de producto, completarla y mejorarla, tus demás acciones de marketing también se verán favorecidas.

También en el apartado visual, ya que desde el PIM se puede acceder a las imágenes más recientes de cada producto, y elaborar las descripciones de producto a partir de los datos más actualizados y precisos.

Lanzas una estrategia internacional más rápido

Un PIM permite almacenar contenido de producto en distintos idiomas gracias a su función multidioma, e incluso acelera el trabajo al incluir funciones de traducción automatizada.

Por tanto, tener un PIM es muy útil al elaborar contenido en un CMS, ya que te permite acceder a contenido en diferentes lenguajes más rápido, sin tener que traducir por separado cada pieza, y sabiendo que todos los productos tienen datos uniformes en distintos idiomas o que han sido personalizados según cada país o región geográfica. De esta forma, consigues un contenido segmentado de más calidad.

 

Nueva llamada a la acción

 

Una buena integración entre todos tus sistemas de trabajo sobre contenido de producto y catálogos, entre ellos el PIM y el CMS, es un paso que marca la diferencia entre un equipo bien y mal organizado, y entre una marca al día que inspira confianza y otra caótica que no consigue actualizaciones a tiempo.

Cuando eliges el software adecuado, creado para cada función concreta, y los sincronizas con workflows claros y fáciles de revisar, consigues datos de producto siempre precisos, en todas partes, y haces más fácil las tareas diarias de todo el mundo.

Pruébalo ya gratis con el PIM de Sales Layer y descubre lo fácil que es implementarlo en tu empresa, o consulta gratis con un especialista PIM si quieres saber cómo se integra con los sistemas que ya tienes.

 

Checklist para comprobar si necesitas un PIM en 3 pasos

Artículos relacionados

Ilustración de mano sosteniendo símbolos de archivos
Sistemas de gestión

Qué es Product Management software

Las funciones y objetivos de un sistema de Product Content Management.

Tablero de juego Quién es Quién con rostros de personas
Sistemas de gestión

¿Qué es la tecnología PunchOut y cómo ayuda a gestionar proveedores?

Cómo funciona un sistema de PunchOut para empresas con central de aprovisionamiento.

Cyborg con partes de robot y partes humanas
Sistemas de gestión

Cómo ejecutar un proceso de transformación digital en tu empresa

Todos los pasos y herramientas que debes considerar para digitalizar a tu empresa.