BG-SalesLayer-Blog.jpg

Knowledge Pills

Ideas para el stand de tu próxima feria de negocios

pim-booth-ideas.jpg

Las ferias de negocios pueden recordarnos muchísimo a las muestras de experimentos o dibujos que hacíamos de pequeños en el colegio.

¿Cómo destacar entre stands muy parecidos  al nuestro? ¿Cómo conseguimos que nuestro magnífico negocio o nuestra propuesta genial no pase desapercibida entre el ruido de la exposición? ¿Cómo lo ha conseguido ese equipo de marketers que tiene un stand de lo más atractivo, como aquel volcán en miniatura que hasta escupe lava y logra el aplauso de todos los profesores?

Te adelantamos ya el secreto del éxito de un stand en cualquier feria: esfuerzo. Imitar a los demás y hacer lo de siempre hará que nadie se detenga en tu stand. No quieres ser como un vendedor de los 70, que sonríe y grita las bondades de su aspiradora: no pidas a bombo y platillo menciones en redes sociales. Tienes que sembrar el misterio y el atractivo para que tu stand sobresalga sobre el resto.

Te presentamos las ideas clave que harán de tu stand el protagonista de la próxima feria a la que acuda tu empresa.

Realidad Aumentada

Las gafas o cabinas de realidad virtual o aumentada son costosas, pero te merecerá la pena la inversión. Los clientes que pasean por una feria están hartos de leer carteles y panfletos: dales actividad, emoción e interacción, y habrás ganado mucha delantera.

Sustituye tus catálogos por iPads y monitores con vídeos, que atraigan la mirada de cualquiera que pase. Ten materiales impresos o memorias USB con material premium (un ebook o white papers) de obsequio para aquellos clientes que hayan demostrado interés por tu empresa.

Mostrar tu producto o servicio mediante realidad aumentada es más efectivo porque los clientes lo entenderán más fácilmente, es más probable que queden convencidos de su funcionamiento y ventajas, y tiene el plus de que está de moda y todo el mundo quiere probar unas gafas de realidad virtual.

Diseño elegante

Deja de lado los recursos que usan casi todos los stands, que no funcionan y que terminan siendo molestos. Por ejemplo, los actores y actuaciones que atraen a los visitantes, pero que no crean interés real sobre tu stand. Las plataformas con las que se pueden tropezar clientes que se acercan a ver tu stand, o carteles y figuras de cartón que es muy probable acaben en el suelo tras algún codazo.

Pon a pensar a tu equipo de marketing y dad con la presentación más creativa, simpática y sencilla posible de tu stand, para que se os distinga a la primera y a cualquier visitante le pique la curiosidad por acercarse. No temas usar el humor: las ferias de negocios y empresas ya son bastante serias de por sí.

¿Otro detalle clave en el que casi nadie piensa? La luz y el aroma. Crea una iluminación cálida y busca un ambientador acogedor, por el que quieras ser reconocido y que agrade a los paseantes. ¿A que enseguida recuerdas el aroma del cine o de ciertas boutiques?

Juegos y promociones

De nuevo, la tecnología es la reina del show. No instales una consola con un videojuego al azar, sino alguna aplicación o interfaz más lúdica para el cliente y en la que pueda obtener un regalo o promoción a cambio si la completa (y mucho mejor si el regalo tiene que ver con tu producto o servicio).

¿Vendes servicios y no un producto que se pueda tocar y trastear? Ingenia una actividad alrededor de tu servicio. Por ejemplo, eres una empresa de mensajería para e-commerce, ¿qué tal un panel lleno de buzones donde el visitante tiene que repartir un fajo de cartas en 30 segundos?

La gente es competitiva y participativa y le encanta obtener recompensas, no sólo obsequios porque sí. Con algún juego de este tipo puedes repartir materiales que te promocionen por el recinto de la feria (un pin esmaltado o una pulsera para que luzca el cliente como prueba de haber participado), y recopilar datos de visitantes que se hayan acercado a tu stand e incluirlos en tu base de datos de clientes potenciales.

El mejor anfitrión de la sala

¿Cuántas veces vuelve a casa un cliente con una bolsa llena de recuerdos inútiles de una feria? Camisetas con logos enormes que nunca usará, discos duros que terminarán en un cajón y llaveros que irán a la papelera.

Deja de gastar presupuesto en obsequios promocionales que no harán que nadie te recuerde, y ofrece a cambio experiencias. Por ejemplo, una pequeña barra en la que se sirve un aperitivo a cualquier cliente que desee acercarse e informarse. ¿Recordará al final del día una tote bag gratis? No, pero seguro que tu copa de vino y tu tapa sí. En las ferias se agradece recibir momentos de relajación y buena comida, y tu stand puede acabar siendo el más fotografiado en Instagram.

Área privada

Está muy bien diseñar un stand abierto, adonde todo el mundo desee acercarse. Pero, una vez dentro, el cliente puede necesitar un poco más de intimidad.

Reserva un pequeño espacio para construir un rincón exclusivo para clientes, quizá con una mesita, un par de asientos cómodos y café recién hecho. Aquí podrás explicarles tus servicios de manera personalizada, con un poco de aislamiento visual sobre el resto del recinto. Al cliente esto le aporta una sensación inmediata de estar recibiendo un trato personalizado y valioso, en lugar de que le hablen de pie y en público como a cualquier visitante.

Conclusión

Dicen que en una feria debes ser el primero en llegar y el último en irte; pero, sobre todo, debes incorporar toda la creatividad posible, estar al día de las últimas tendencias, conocer a tu competencia para no repetir su estrategia y demostrar que en tu empresa promocionarse es una tarea divertida y original para todos.

Pero, por supuesto, el primer paso de todos es tener tu empresa y catálogos en orden antes de acudir a cualquier feria de negocios. ¡Y en eso te podemos ayudar nosotros! Te explicamos cómo un PIM es tu clave secreta en el éxito de una feria de negocios y, después, ¡contáctanos!

EL KIT DE HERRAMIENTAS DEFINITIVO PARA TU PRÓXIMA FERIA

¡Suscríbete y recibe todos nuestros post!

Últimos Posts