<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=900067807144166&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

A diario, en la oficina, encontramos gran cantidad de tareas que se repiten constantemente y que son asumidas como una obligación rutinaria e irremediable.

Este tipo de tareas se introducen en la empresa de una manera silenciosa y progresiva, hasta que a lo largo del tiempo van ocupando más y más cantidad de tiempo que se deja de dedicar a tareas de más valor añadido, perdiendo así competitividad y, lo peor de todo, sin darte cuenta.

Por ejemplo: En los departamentos de marketing, se invierten demasiados recursos en actualizar constantemente los catálogos de productos, en lugar de destinar ese tiempo a pensar en estrategias de comunicación, captación de nuevos clientes, fidelización...

A continuación encontrarás 4 razones que te explican por qué las tareas repetitivas no son tan buenas en la empresa y cuál es la solución para eliminarlas de raíz.

Por qué las tareas repetitivas matan la creatividad en 4 razones

1. Te convierten en un autómata

Las tareas repetitivas no fomentan el espíritu crítico y tan sólo requieren tus manos, sin darte la oportunidad de pensar o innovar lo más mínimo.

2. Son cansadas y absorbentes

Aunque no te hagan pensar demasiado, para ser productivo al realizar actividades rutinarias necesitas una máxima concentración. Pasadas unas horas, esto acabarán consumiendo todas tus fuerzas y agotándote.

3. Son lineales

Las actividades creativas suelen ser las de más valor añadido. Como sabrás, el pensamiento creativo es un tipo de pensamiento lateral, todo lo contrario que el pensamiento necesario para realizar tareas repetitivas, que son tareas completamente lineales: primero subtarea 1, después subtarea 2, subtarea 3...

Tanto el pensamiento lateral como el lineal se entrenan. Si tan sólo ejercitas el pensamiento lineal, difícilmente conseguirás ser creativo.

4. No te dejan tiempo para otra cosa

Las jornadas laborales son limitadas en tiempo, por lo tanto te presentarás ante un problema de coste de oportunidad: si inviertes tu tiempo en tareas repetitivas, no podrás invertirlo en tareas creativas.

5. Te convierten en un empleado más

Las tareas repetitivas tan sólo requieren de un método conocido y cierta práctica para desarrollarlas correctamente. Cualquier persona con la formación mínima para hacerlas te podría sustituir.

Si crees que tienes cualidades diferenciales al resto de los profesionales, dedícate a explotarlas con tareas de mayor valor añadido, de lo contrario estarás poniéndolo muy fácil para que te sustituyan en tu empresa cuando quieran.

Cómo librarse de ellas

Si las tareas repetitivas son tan malas ¿cómo te puedes librar de ellas?

Si hay algo que es realmente bueno haciendo tareas repetitivas y lineales, esto son las máquinas y los programas. Cuando te encuentres desarrollando la misma tarea una y otra vez, empiézate a plantear cómo puedes sustituir tu cuerpo y tu mente por un programa que lo haga por ti. Algunas ideas de tareas repetitivas frente al programa que las puede sustituir:

  • Recortar y escalar imágenes: Script de photoshop.
  • Calcular datos y dibujar gráficas dinámicamente: Hojas de cálculo como Google Drive.
  • Resolver dudas y dar soporte al cliente: Zendesk.
  • Publicar en varias redes sociales de manera periódica: Hootsuite.
  • Actualizar tu catálogo y comunicar sus novedades: Sales Layer :)

Artículos relacionados

Ilustración de hámster corriendo en una rueda en una ventana de navegador online
Ecommerce marketing

La importancia de optimizar el WPO en tu comercio electrónico

Qué es el Web Performance Optimization y cómo afecta a tu web de ecommerce

Un árbitro sosteniendo una tarjeta verde en alto
Ecommerce marketing

Qué es el lead scoring y cómo puede ayudarte a aumentar las ventas

Cómo aplicar lead scoring y calificar a tus clientes potenciales.

Ilustración de un rollo de texto ilegible muy largo que sale fuera de la pantalla
Ecommerce marketing

Qué es el Largest Contentful Paint y cómo mejorarlo en tu web

Prácticas para que Google valore la velocidad de carga de tu web de ecommerce.