Índice

  1. Los pasos fundamentales para construir canales de distribución
  2. ¿Qué es un canal de distribución?
    1. Canales de distribución y cadena de distribución: ¿es lo mismo?
  3. Tipos de canales de distribución
  4. Cómo crear una estrategia de canales de distribución
    1. Elige los canales de distribución adecuados
    2. Aplica estrategia de negocio
    3. Ofrece entrenamiento
    4. Adapta los canales a B2C y B2B
    5. Estandariza la información de producto
    6. Combina el trabajo de marketing y ventas
    7. Equilibra el número y tipo de canales de distribución
    8. Cultiva una red de partners de distribución

Tiempo atrás, vender era tan simple como fabricar tus propios productos y decidir en qué parte del escaparate lucirían mejor. Después fueron añadiéndose cada vez más decisiones: venderlos en ferias al aire libre, en franquicias, en grandes almacenes, en el extranjero, en canales de distribución de tienda online…

Elegir los canales de distribución de productos y servicios es un paso delicado y estratégico que debe tener en cuenta varios puntos fundamentales:

  • El tipo de producto
  • El precio del producto
  • La promoción de marca
  • El posicionamiento del producto

Ahora bien, ya nada es tan sencillo como elegir tu propio escaparate, y es necesario lanzarse a buscar dónde están tus clientes y aliados potenciales.

Los pasos fundamentales para construir canales de distribución

La mejor forma de definir tu estrategia de distribución es responder a una serie de preguntas sobre tus productos y negocio:

  • ¿Cuáles son las necesidades de tus clientes?
  • ¿Necesita tu producto/servicio y cliente una fase de entrenamiento o aprendizaje?
  • ¿Es un producto o servicio individual, o necesita otros complementarios?
  • ¿Es de consumo directo, o necesitará personalización o instalación?
  • ¿Es de compra directa, o necesitan ser enviados a domicilio?
  • ¿Cómo es la experiencia de compra ahora y en qué es mejorable?
  • ¿Cuáles son los canales empleados por la competencia y en qué reciben mayores quejas?
  • ¿Qué nuevos productos o servicios pueden cubrir la demanda de los clientes?
  • ¿Cuál es el posicionamiento más rápido para satisfacer a los clientes?
  • ¿Qué costes y recursos necesitará un nuevo canal de distribución?
  • ¿Está lista la información de producto para ser distribuida entre tus intermediarios?

Este listado te será muy útil para evaluar el momento en que se halla tu negocio y evaluar qué política de distribución necesita tu catálogo. Sobre todo si estás pensando en abrir una tienda online o ampliar tus canales de ecommerce.

Tu checklist de bolsillo para cualquier nuevo canal de distribución:

  1. Definición de tu producto o servicio
  2. Dónde se distribuye ahora
  3. Dónde quieres distribuirlo
  4. Puesta a punto de la información de producto

Este último paso es fundamental para agilizar tu estrategia de distribución. Ahorrarás mucho tiempo cada vez que quieras añadir un canal nuevo si tu contenido de producto está siempre actualizado y revisado, y si es fácil compartirlo con cualquier agente que quieras.

La única herramienta que te garantiza un trabajo así de rápido y sencillo es un software PIM: descubre más sobre por qué es la tecnología más buscada en ecommerce aquí.

 

¿Qué es un canal de distribución?

Un canal de distribución no es exactamente el lugar donde pones a la venta los productos, como una web, un mostrador en el Corte Inglés o Amazon. Un canal de distribución es la cadena de pasos necesarios para que un producto o servicio alcance a su consumidor final.

Esta cadena puede necesitar pocos o muchos pasos e intermediarios, pueden ser offline y online, e incluyen distribuidores, mayoristas, retailers y agentes. Según el número de participantes, puede considerarse un canal de distribución directo o indirecto.

Pero que sea de un modo u otro no lo hace mejor o peor: depende de los objetivos de la empresa y el tipo de audiencia y producto.

Una estrategia de canales de distribución evalúa las formas de posicionar mejor los productos para hacer crecer la demanda en torno a ellos. Tu objetivo principal es encontrar los clientes adecuados, los lugares de demanda y agilizar y rentabilizar el proceso de conexión entre productos y clientes.

Te puede interesar: Por qué la omnicanalidad es el futuro del ecommerce

Canales de distribución y cadena de distribución: ¿es lo mismo?

De forma rotunda: no.

Los canales de distribución abarcan decisiones estratégicas y buscan la generación de demanda entre los consumidores. Es una rama volcada hacia el exterior de la empresa: analiza el entorno de la demanda para ajustar la actividad de negocio.

Por su parte, la cadena de distribución de productos y servicios se realiza considerando factores internos, principalmente el inventario: cuál es el mejor método para que la empresa produzca y distribuya los productos o servicios, considerando costes y recursos disponibles.

→ ¿Empleas bases de datos distribuidas? Encuentra aquí más consejos

Tipos de canales de distribución

Los tipos de canales de distribución dependen del número de participantes en la cadena.

Estos agentes son de cinco tipos:

  1. El productor
  2. El mayorista
  3. El vendedor o minorista
  4. El agente
  5. El consumidor

Los canales se construyen combinándolos de diversas maneras. Veamos cuáles son los cuatro tipos de distribución más comunes:

  • Canal de nivel cero o directo: El productor vende directamente al consumidor, sin intermediarios. La vía más rápida, pero no siempre posible, ni la más barata o adecuada.
  • Canal de nivel uno: Se añade un intermediario entre productor y consumidor, ya sea un distribuidor mayorista o un minorista, que es el caso más típico.
  • Canal de nivel dos: Se necesitan dos intermediarios en el proceso; por ejemplo, el productor distribuye los productos a través de un mayorista a una base de minoristas.
  • Canal de nivel tres o indirecto: El más laborioso, ya que también participan agentes intermediarios, ya sea para contactar con mayoristas o clientes finales.

Aunque de entrada un canal de distribución indirecto parece más costoso y enrevesado, en realidad un canal de distribución directo es más caro de mantener y no tiene por qué garantizar una distribución de productos y servicios eficaz.

La estrategia más efectiva combinará canales de distribución directos e indirectos, y siempre en función de las expectativas de una clientela concreta.

Sin embargo, podemos ir más allá en la clasificación de tipos de canales de distribución, pues al margen de la cadena de intermediarios también puede marcarse una estrategia cuantitativa:

  • Distribución intensiva: Implica agregar el mayor número de canales de distribución posibles, para que los productos o servicios tengan un posicionamiento muy amplio en el mercado. Es lo más común.
  • Distribución selectiva: Sólo se distribuyen los productos o servicios a través de canales selectos. Por ejemplo, una marca que sólo vende en un área geográfica concreta, o que ofrece productos sólo disponibles en su app móvil.
  • Distribución exclusiva: A fin de generar una imagen de marca de alta gama, sólo se distribuyen los productos en canales muy concretos y de forma limitada, como tiendas propias o el mostrador de una cadena de grandes almacenes.

Hay muchos más tipos de vías y marketing de canal de distribución online y offline que pueden añadirse a una estrategia, como define Gabriel Weinberg, CEO de DuckDuckGo:

  • Publicidad
  • Marketing en motores de búsqueda
  • Anuncios de redes sociales
  • Anuncios en medios impresos
  • Optimización SEO
  • Content Marketing
  • Email Marketing
  • Marketing viral
  • Programas de afiliación
  • Ferias y congresos 
  • Eventos offline
  • Charlas y presentaciones

Cómo crear una estrategia de canales de distribución

Elige los canales de distribución adecuados

Como hemos visto, no todos los métodos funcionan en todos los tipos de distribución de productos o servicios. Los canales elegidos deben aportar valor al cliente y mejorar su experiencia de usuario.

¿Dónde, cuándo y cómo prefieren comprar? ¿Qué información o entrenamiento necesitan antes de convencerse? Adapta tus canales al cliente, y no esperes que suceda a la inversa: nunca lo hará.

Aplica estrategia de negocio

Escoger un canal de distribución supone evaluar costes y márgenes de beneficio, en especial cuando participan intermediarios y terceras partes.

Hay que garantizar que la distribución es viable y puede llevarse a cabo en los términos acordados, con posibilidad de escalar en función de la demanda. Los objetivos y beneficios para empresa, clientes y distribuidores deben estar sincronizados.

Ofrece entrenamiento

Mantener el conocimiento de producto o servicio dentro de la empresa requiere de por sí bastantes esfuerzos, pero es importante volcarlo también hacia las demás partes implicadas.

Enseña a tus intermediarios en qué consisten tus productos para que ejerzan como buenos vendedores y sepan hablar de ellos a los consumidores.

Adapta los canales a B2C y B2B

Los canales de distribución B2C suelen ser más largos y fáciles de definir, mientras que una estrategia B2B puede requerir pasos más cortos, ya que la empresa entra en contacto directo con otras empresas. Sin embargo, el proceso de adquisición será muy distinto, quizá más lento o con solicitudes de compras en grandes volúmenes.

Estandariza la información de producto

Una de las principales fuentes de problemas entre intermediarios y clientes es no disponer de información de producto homogénea y de referencia. La empresa debe contar con un sistema interno que cree una fuente de verdad sobre los datos de producto que forman parte de cada canal de distribución, como un Product Information Manager (PIM).

Sólo con un PIM se puede asegurar que todos los participantes de una cadena disponen de la misma información actualizada, y que los clientes siempre encontrarán los mismos datos en todos los canales.

Te puede interesar: Por qué PIM es la clave para el futuro del ecommerce

Combina el trabajo de marketing y ventas

La gestión de canales de distribución suele considerarse responsabilidad del departamento de marketing de la empresa, aunque en el marketing de un canal de distribución también puede participar el equipo de ventas.

Compartir información siempre es beneficioso y ahorra tiempo de preparación del marketing de un canal de distribución.

Por ejemplo, si el servicio o producto en venta requiere la participación de agentes y procesos más complejos de firma de contratos, el papel del equipo de ventas será importante. Si la venta es casi directa a través de canales online como webs y apps, el equipo de marketing de distribución de productos podrá automatizar más procesos.

Equilibra el número y tipo de canales de distribución

Alcanzar un balance entre los canales de distribución es importante para evitar diferencias entre precios, posicionamiento, lanzamiento y campañas de promoción.

Si tus clientes descubren que pueden encontrar los productos a precios diferentes en distintos canales, será una fuente de conflicto para tus intermediarios y partners, aparte de perjudicial para los beneficios.

Cultiva una red de partners de distribución

Comienza buscando los llamados partners ‘naturales’, aquellos vendedores o marcas que ya tienen una relación con tu clientela o cliente objetivo.

Forjar alianzas con este tipo de partners es clave para ampliar tu red con acuerdos rentables que hacen encajar oferta preexistente y demanda.

Para garantizar el éxito de una relación de partners, las empresas deben trazar objetivos  y campañas promocionales comunes, acordar métodos de intercambio de analíticas, ofrecer entrenamiento sobre el producto o servicio, y asistencia en la provisión de inventario, si es necesario.

→ ¿Quieres saber las ventajas de incorporar un PIM? Descubre cómo la empresa TEKA reforzó su red internacional 

Conclusión

No existe una relación directa entre la cantidad de clientes y de canales de distribución: cada empresa debe encontrar su esquema perfecto, ya sea mediante múltiples canales o un sólo método de venta directa.

Conocer el tipo de demanda y compra en cada tipo de producto, servicio y nicho, la actividad de la competencia y los recursos disponibles para construir una red indirecta es fundamental para que la política de distribución sea un éxito escalable desde el primer momento.

¿Quieres empezar probando la magia de sincronizar todos tus canales y la información que envías a ellos con un PIM? Empieza ya tu prueba gratuita de 30 días.

 

New Call-to-action

Artículos relacionados

Mockup de producto
Trucos de ventas

Mockup o fotografía de producto: ¿qué es mejor?

Qué es un mockup de producto y dónde descargar modelos gratis.

Bancos de imágenes gratis
Trucos de ventas

Bancos de imágenes gratis: recursos ilimitados para tu tienda, blog o web corporativa

Los mejores bancos de imágenes gratis sin derechos y en alta resolución.

Estrategia CRO para mejorar la conversión
Trucos de ventas

CRO: Técnicas y estrategias para optimizar la conversión en ventas

Cómo aplicar CRO para aumentar ventas y mejorar el tráfico web.