BG-SalesLayer-Blog.jpg

Knowledge Pills

Diferencias entre un PIM y el ERP de la empresa

pim 03

Después de haber estudiado atentamente qué es un PIM (recordemos: las siglas para Product Information Manager), aun así es fácil confundirlo con otros elementos de la empresa, en especial si es la primera vez que tu equipo de marketing va a emplear una herramienta de software PIM.

¿En qué se diferencia el Product Content Management de otros recursos de información y datos empleados a diario en un negocio de comercio online? Te lo desvelamos todo para que no se confundan las funciones de los distintos recursos de información de producto para e-commerce.

Un PIM NO es un ERP

Ante todo, debemos diferenciar que un PIM no es el ERP de la empresa (las siglas para Enterprise Resource Planning o Planificación de Recursos Empresariales).

Dicen que somos lo que comemos, pero aunque el PIM se alimenta del ERP, no lo absorbe por completo. El ERP organiza de manera informática toda la gestión central de la empresa y está conectada a todos los demás servicios y procesos que hay en ella, entre ellos el PIM.

El ERP es el corazón de la empresa, que recibe toda la información de todos los departamentos. El PIM es la fuerza que bombea la información en las direcciones adecuadas y hace que el cuerpo de tu información de catálogo se mantenga siempre a punto, sin errores. Esa automatización del proceso de gestión de información de producto es la gran ventaja de la tecnología PIM (y puedes descubrir otras muchas más aquí).

Un PIM NO es un Inventory Manager

Detrás del PIM está el Inventory Manager o Gestor de Inventarios, que tiene la tutela de los materiales de almacén, los suministros y fondos del catálogo.

El Inventory Manager enviará información actualizada acerca del stock de productos y el estado de pedidos y almacenes, pero su tarea es puramente física, mientras que el PIM trabaja mediante almacenamiento de información en la nube y abarca muchas más áreas de contenido de producto para e-commerce.

Un PIM NO es un CRM

Un PIM tampoco es el CRM (las siglas para Customer Relationship Management o Administración de la Relación con Clientes).

Este apartado se encarga de la gestión de clientes, un paso ajeno a las tareas del PIM. Tu PIM servirá para que el cliente viaje de forma satisfactoria por la información y contenido del catálogo, pues una buena organización influye en su experiencia y su compra, y por tanto, en la generación de tráfico y en la conversión de ventas de tu e-commerce.

Un PIM NO es un DFM

Por último, el hermano del PIM es el Data Feed Manager, una extensión encargada de difundir la presencia del catálogo de empresa en diversas plataformas y motores de compra, además del mantenimiento de campañas de e-marketing.

El PIM aporta información al DFM y éste sincroniza la información de producto, los pedidos, las ventas y el stock en los diferentes marketplaces. Por ejemplo, supongamos que tienes una editorial de libros infantiles, pues mediante un DFM conseguirías que tus títulos aparezcan adecuadamente en Amazon, Fnac, Casa del Libro o Google Shopping. Que la información sea adecuada y uniforme en todos ellos es triunfo del PIM.

 


 

¿Aún no estás seguro de si la tecnología PIM es para ti? Podemos ayudarte a despejar dudas explicándote cuándo un PIM es fundamental para un negocio de e-commerce.

PIM - DEMO - SALES LAYER

¡Suscríbete y recibe todos nuestros post!

Últimos Posts